InicioÍndiceFAQBuscarRegistrarseConectarsePortalCalendarioMiembrosGrupos de Usuarios

Comparte | 
 

 Millenium Mall

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 6:40 pm

Sorpresa sería la primera reacción clara por parte del ángel respecto a la pregunta de la joven demonio, hasta ahora se había mantenido callado esperando de alguna manera que la joven demonio diera su opinión a su plan, limitándose a observarla o bien a distraerse con los colores de la habitación o algún esporádico movimiento en el exterior que llamara al menos su atención visual. Su ceja se levanta tras la primera de sus acciones y es de igual manera que su rostro gira con rapidez casi dejando que su rostro por si mismo cuestione a la demonio sobre el porqué la importancia tan exagerada por el Angels Army, la organización que la mayoría de los demonios odian y cuyo nombre suele estar ligada a una sensación de repudio o a una sonrisa de agrado cuando escuchan su nombre en alguna especie de plan que tenga como objetivo el inmiscuirlos. Sin embargo la joven había ya demostrado ser bastante cuidadosa y ciertamente ese pequeño cabo suelto no era algo que a él le preocupara, después de todo aun tenia suficientes conexiones con la armada del plano Chaos como para cubrir prácticamente cualquier huella posible, sus ojos se cierran y finge meditar sobre el tema aunque aquello que en realidad ocupas sus pensamientos es la idea de que la joven pareciera estar preocupada de mas por aquel hecho.

-Una demonio preocupada por las reacciones del Angels Army- exclama en un volumen bajo de voz as con la suficiente fuerza como para que ella escuche sus palabras, esto era más una advertencia por parte del ángel que trataba a su manera de que la joven no revelara mas de esa conexión, existente o no con el Army que causaba su preocupación, después de todo lo que realmente le importaba al juez del Regeln era el poder culminar su misión, las guerras existentes entre razas y distintos planos son asuntos que incumben únicamente a ellos y el cómo antiguo integrante del Army tiene poco o nulo interés en saber cosas que puedan ser útiles para cualquiera de las dos organizaciones del plano Chaos y que no tengan nada que ver realmente con el Sild. –Pero ya que estas tan preocupada porque los de mi raza no sean únicamente utilizados o simplemente no se enteren de cualquier cosa que consideres peligrosa para ti- menciona cambiando el tema con rapidez, si bien es un ser respetuoso en extremo de las leyes y reglas del Regeln es después de todo hábil también de pensamiento.

Sus palabras quedarían a la expectativa y sus pasos se adelantaron en ese momento para comenzar a caminar en dirección a la puerta del hotel manteniendo una sonrisa que delataba que su plan ya se había completado en ellas, su rostro erguido y esa manera tan peculiar de caminar en una postura corporal casi perfecta que ayudaba a acentuar la elegancia natural en su persona volvían a él hasta situarse al lado de la salida de la habitación girando con toda calma y depositando su atención en la demonio para inclinar unos centímetros de lado su rostro. – A ellos solo les indicaremos que haremos el traslado de un demonio – menciona con una facilidad absoluta, y es que pese a lo que cualquiera pensaría para la armada de ángeles, demonio es demonio sin importar el nombre o los crímenes es un sr impuro y entre mas tengan capturados o eliminados sienten su cruzada como más cerca de la realización, prácticamente nunca preguntan de quien se trata y esa es la ventaja, -Los ángeles solo estarán felices de que un demonio les sea entregado, sin embargo ellos serán citados al Sild a una hora distinta, cuando ellos lleguen el cambio ya habrá pasado- sonríe con cierta tranquilidad que podría considerarse como bastante prematura.

–El Regeln es experto en ocultar cosas incluso a las organizaciones y por mas especial que te pueda parecer el trato es en realidad un procedimiento bastante común dentro de mi organización, no tienes idea de cuantos de sus integrantes consiguieron que así se les dejara de buscar antes de unirse a nosotros- confiesa finalmente para llevar su mano diestra a su cabello el cual acomoda un poco desviando su mirada en ese instante a donde la joven para tratar de descifrar en el rostro de ella si habría entendido el resto del plan y de igual manera espera pacientemente alguna replica de parte de ella.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 7:25 pm

Su mejillas adquieren un tono rojizo por algunos instantes, al escuchar cómo, a su pesar, el joven había descubierto el interés que tenía de cómo se iba a manejar la situación para la organización de ángeles, su boca se abre y sus palabras salen de forma atropellada, en parte causada por el nerviosismo de la demonio y en parte por el enfado.

-A mi no me preocupa la reacción de un grupito de estúpidos ángeles… ¡No me importa! Bueno, sí, porque soy una persona muy cuidadosa y sólo quería asegurarme de que el plan que trazabas no tuviera ningún fallo… ¿Acaso está mal querer que todo salga perfecto?- Su rostro permanece muy colorado y parecía que al hablar había olvidado que necesitaba aire, así que lo toma de forma muy brusca. No había notado en qué momento se había levantado de la cama, pero estaba de pie, así que daba casi por sentado que lo hizo de un salto, así que sus manos por reflejo bajaban por su cintura, presionando un poco, para que si su vestido se hubiera levantado, la tela bajara a su lugar.

En aquel momento se siente avergonzada y se daría cuenta que la confianza que siente con el juez del Regeln, la había traicionado ya que había tenido una reacción apresurada e impropia. Tan sólo se dio la vuelta, dándole la espalda al joven, calmando su respiración, la cual se había agitado debido a que casi se queda sin aire hablando y da unos cuantos pasos, rodeando la cama, para inclinarse hacia adelante, tomando los zapatos que había estado usando el día anterior con ambas manos y sentándose en otro de los bordes de la cama, el cual la haría quedar de perfil para el ángel de cabello blanco, pero ella busca la forma de seguir dándole la espalda. Coloca el primer tacón, el derecho, en el suelo alfombrado de la habitación, sujetando las tiras de él con ambas manos para que su pie pueda entrar limpiamente en el calzado. Al momento de que su pie se halla ya dentro, empezaría a acomodar todas las tiras de él, subiendo un poco la que se halla a la altura del nacimiento de sus dedos del pie, y luego subiendo para que la que rodea su tobillo quede asegurada, pasando una por el broche que tenía otra, haciendo que un pequeño tubito quedara en el agujero de la tira que da el ancho perfecto de su tobillo, ni muy ajustado ni muy suelto. Luego coloca el otro zapato y realiza el mismo procedimiento con su pie izquierdo, con mucha parsimonia, aprovechando aquellos momentos para no ver al joven, ya que se sentía enojada consigo misma por la reacción que había tenido antes.

Apenas deja de inclinarse al terminar de ajustar sus tacones y su espalda vuelve a ponerse recta, algo tensa, aún dándole la espalda y manteniéndose en completo silencio, para colmo de males, justo en ese momento hace un ruido bastante notorio, considerando que no había comido nada en dos días, tan sólo había bebido algo el día anterior, cuando estaba en el centro comercial, luego de que el Regeln hubiera llegado a resolver el desastre con el dragón. Cierra sus ojos de forma malhumorada, esperando que el hombre que se hallaba allí con ella no lo hubiera escuchado, de forma de poder ignorar aquel sonido mientras se acomodaba el cabello, quitando mechones que caían sobre su rostro, pero también acomodando para que algunos caigan sobre su hombro, luego quitándolos y volviéndolos a poner, en una reacción nerviosa que mantenía por las palabras que había emitido, reaccionando ante el comentario respecto al Angels Army.

-Me las va a pagar.- Aquella frase pasa por su cabeza en aquel momento, y la curvar sus labios en una sonrisa maligna, bastante maquiavélica, pensando en el líder del Angels Army. Era algo molesto admitir que también le importaba un poco aquel ser, aunque su excusa siempre fue que podía obtener información valiosa por parte de Inferna de él, y que él la iba a proteger lo más que pudiera, de forma anónima. No era la primera vez que aquellas palabras pasaban por su mente, y no sería la primera vez que lo cumpliera, normalmente eran venganzas tontas, e incluso infantiles, como manchar de vino su traje favorito, o aparecer en momentos poco oportunos para él, pero aquel ángel siempre la perdonaba sin decir más, era igual de serio que el joven con el cual compartió la habitación la noche anterior, pero era como un cachorrito cuando se hallaban solos, vulnerable e incluso adorable, aquello además de hacerla sonreír, la hizo relajarse y que su cuerpo perdiera tensión, las venganzas siempre eran buenas para relajar a cualquiera.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 9:02 pm

Sus ojos se cierran obviando la reacción corporal por parte de la demonio, como ya era claro para él no era importante lo que ella tuviera como motivación personal para su duda, después de todo es un asunto entre Inferna y la organización a la que alguna vez perteneció solo eso, además realmente no había tiempo para perder en investigaciones varias, sin mencionar el hecho de que sus palabras habían sido lo bastante claras como para entender a su manera que no estaba dispuesta a hablar más del tema, es decir se combinaban perfectamente alguien que no desea escuchar y alguien que no quiere hablar para mantener aquella reacción en el olvido de alguna manera, sin embargo al reabrirse sus ojos y quedar su mirada fija en la joven riendo un poco ante la forma en la que ella se había sonrojado mas aquella reacción no paso de ello, sus ojos se cerraron nuevamente y sus brazos tomaron una postura cruzada al permanecer en el mismo lugar que estaba desde hace ya varios minutos.

-Entiendo, de todas maneras no creo que sea algo que me interese y en realidad entre menos sepa creo que más fácil será para mi confiar en ti- exclama con naturalidad, sabiendo perfectamente que aquellas palabras eran bastante sinceras y claras incluso para él, por casualidades del destino se tenía que poner en la situación en la cual debía de confiar en cierta manera en alguien que era un criminal para su versión personal e interpretación rigurosa de las reglas del Sild e incluso ahora tenía también que mantenerse en escondido mientras ella se alistaba para finalmente comenzar con las tareas más complejas del plan que el había ideado, sus ojos bajan y nota la forma en la que ella continuaría alistándose, la realidad aquello no le extrañaba pero tampoco era fácil esperar a que estuviera completamente lista, que es lo que podía pasar después de todo si se retrasaban un minuto o dos, además hasta ese momento no había recibido noticias sobre su traslado y si este estaría listo y autorizado para así poder dirigirse finalmente al Nexo.

-Aun no terminamos aquí, necesito la autorización para poder dirigirnos al Nexo, y además de eso debemos de contemplar el hecho de que no podemos dejar este lugar aun puesto que parece que es el único en el que te sientes segura- finaliza de expresar cerrando sus ojos y soltando un bostezo que sería solo una reacción involuntaria al no hacer absolutamente nada más que esperar, sus ojos permanecen cerrados mas no es siquiera una señal de que este cansado, por el contrario solo lo hace con el fin de mantener una postura cómoda y una manera también de seguir asegurando la puerta de una forma agradable en lugar de simplemente poner seguro en ella hasta que sea autorizado para dejar ese lugar y finalmente de esa manera terminar con todo este asunto que pareciera ser más complicado de lo que él podía recordar.

Sus ojos se abren nuevamente y sus pies comienzan a andar dejando su posición y atarazando de forma lenta la habitación hasta situarse en el marco de la ventana por la cual alcanza a observar fijamente el exterior, la luz del sol ya habría revelado el paisaje tranquilo por el cual permanecen rodeados y a la vez le ayudaría al ángel a distraerse un poco de su labor como guardia sin ser demasiado descuidado para ello, su rostro gira finalmente hasta encontrarse nuevamente con la imagen de la demonio y sin más su cuerpo se recarga ahora al margen de la ventana apoyando su espalda en la pared y esperando que ella dijera algo, o bien saber si tiene alguna modificación a su plan o algún brillante aporte además claro de su ya bastante claro enfado a causa de las suposiciones del juez que ciertamente disfruta un poco el que ella haya tenido esa clase de comportamiento.




_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 9:33 pm

A pesar de que el joven había sido lo saludablemente cordial, ya ella estaba cansada de aquella situación. Realmente solía estar rodeada de personas que les gustaba estar en su compañía, e incluso que les gustaba estar bajo sus órdenes pero era claro que el ángel de cabellos blancos sólo hacía aquello por deber. Si era sincera consigo misma no esperaba menos del juez del Regeln, pero tampoco era como que le agradara mucho la situación en la cual se encontraba. Un suspiro escapaba de sus labios y tanto la sonrisa de su rostro como el color rojizo de sus mejillas se habría borrado para que en su rostro se formara un gesto aburrido, cansado. Su voz suena exactamente igual que la expresión de su rostro, así exteriorizando sus sentimientos.

-Podemos hacer un cambio a nuestro plan, puedes simplemente llevarme a Chaos y yo hacer lo que tengo que hacer, y si sé de información que sea de utilidad del Regeln, como alguna amenaza inminente para el Sild, te la haría saber en agradecimiento de tu ayuda.- Su mano diestra sube hasta su frente, y comienza a masajear sus sientes con el dedo índice y el pulgar, dejando que su voz suene de nueva cuenta.

-Es cansado estar como prisionera, y hacer equipo con alguien a quien no le agrado y no confía en mi me fastidia, prefiero hacer las cosas por mi cuenta y darte la información que quieres, sin que tengas que esforzarte de más, ambos ganamos.- Su mirada se posa en los ojos del joven al hablar, y mantiene una expresión ahora seria, dándole a entender que cumpliría con su palabras si decide aceptar aquel trato. Se gira de forma que ya no le da la espalda, sino queda totalmente de frente a él. Sus pies se mantienen apoyados en el suelo, mientras sus manos vuelven a apoyarse en el borde de la cama, recargándose para quedar en la misma posición que había tenido algunos minutos antes.

La verdad es que a pesar de que la joven esperaba que el ángel dejara hasta allí, por la sanidad mental de ambos, la misión que habían decidido abordar juntos, parte de ella sentía curiosidad de que haría el joven de ahora en adelante, sabiendo que podía haber una amenaza seria para el plano que debía proteger, además que realmente sentía mucha curiosidad de cómo se estaba comunicando él con los agentes del Regeln, ya que estaba casi segura que sólo podían saber que se hallaban allí por el chofer que los había dejado allí el día anterior, seguramente un hombre de los que trabajaban para el ángel de cabellos blancos. A pesar de que decidieran seguir juntos o decidieran cada quien seguir por su lado, sabía que tenía que esperar la autorización de sus jefes para poder ir al Nexo y de allí pasar a Chaos, lo que le daba curiosidad era como se iban a comunicar con él y como iban a proceder, si respetarían la actitud del joven de protegerla como testigo, o si adoptarían un accionar diferente, la verdad es que aunque sabía que podían cambiar de opinión y dejarla encerrada en una prisión de los cuarteles generales del Regeln, pero había algo, que no podía describir que la hacía sentir segura, que le hacía saber que aunque siguiera con o sin el ángel, no iba a tener que preocuparse de más por la organización a la que él pertenecía.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 10:00 pm

-Si eso es lo que deseas- menciona sin preocupación alguna en su rostro y por el contrario muestra cierta tranquilidad en las palabras de la joven, para el todo esto estaba lejos de ser una tranquila visita al Sild y en realidad conforme el tiempo continuaba pasando toda la misión comenzaba ser bastante tediosa para él, sus ojos se cerraron nuevamente tras abrirse solo para notar el rostro decidido de la joven y posteriormente desviando su mirada al suelo, su rostro mostraba cierto cansancio y pese a todo trataba de mantener una actitud cordial con la demonio sin embargo era claro que no es del tipo de personas que olvidan lo que deben de hacer y por ello no termina de expresar lo que cree que es conveniente para realizar en la situación en la cual se encuentran.

Es cansado estar vigilando a alguien que es después de todo un criminal, un miembro de inferna que sigue su propia agenda con la intención de realizar cualquier misión que tenga, tu idea era entrar al sild, no toparte con el Regeln y salirte con la tuya siendo intocable- sus palabras eran severas y bastante serias conforme su cuerpo abandonaba la postura en la que se mantenía y sus pasos se escuchaban lenta y firmemente avanzando hasta donde la joven demonio situándose frente a ella y observándola con seriedad conforme los segundos avanzan.

-Entiendo que no te sientas cómoda y también que te sea cansado o molesto el confiar en mí o que yo no confié en ti con la facilidad que los demás hacen, sin embargo esa es la diferencia entre la mayoría de las organizaciones y el Regeln, nosotros no jugamos con las amenazas, si eso hiciéramos imagina que el Angels Army controlara el Sild- un silencio se hace notorio en su rostro y su vista se desvía a un lado apenas por unos segundos para devolver la mirada a donde la joven, -Puedes optar por hacer eso, regresar a Chaos sin importarte mas y así hacerme más fácil el día o bien terminar tu plan- exclama sin más para retroceder tomando asiento en el sillón que estaba en la habitación. –Sin embargo antes de decidir al menos déjame invitar el desayuno- exclama para tomar el teléfono de la habitación dispuesto a ordenar algo…

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 10:45 pm

Asiente con la cabeza al momento que escucha las últimas palabras del joven, aceptando su invitación para desayunar. Aquello la había sorprendido, pensó que en el momento que le expresara que podía continuar sin él, saltaría de alegría y buscaría cualquier forma para deshacerse de ella, así que aquel ofrecimiento la tomó por sorpresa, pero una agradable. Escucha como el joven no le había dado una respuesta definitiva, no sabía si él querría dejar las cosas hasta allí, y seguir con su misión como juez del Regeln, o si prefería estar de equipo con ella tan sólo para supervisar sus movimientos. Prefirió dejar eso en segundo plano, aceptaría comer con él e intentaría entablar alguna plática como dos personas normales, como dos recién conocidos que se hubieran tropezado en condiciones más fáciles que aquellas, y tal vez así, si la decisión de hacerlo sola o con él recaía en sus femeninas manos, podría usar aquella experiencia para tomar una decisión.

La severidad de las palabras del joven la molestaba un poco, sobre todo el hecho de que la llamara criminal. Había visto verdaderos criminales en las televisiones de aquel plano, violadores, asesinos de niños, y que usara la palabra con la que se denominaba a aquellos seres en ella le causaba verdadera molestia. Así que en vez de responderle algo mordaz, o algo sincero, o ambos, prefirió guardar silencio. Sus piernas volvían a cruzarse, haciendo que la de arriba se balanceara suavemente, casi como si fuera el péndulo de un reloj y su mirada permanece sobre el rostro del ángel, en espera de alguna acción por parte de él, mientras ella permanece quieta, en silencio, y un poco enojada.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Miér Jun 06, 2012 11:23 pm

Sus ojos se cierran al tiempo que comienza a ordenar algo para desayunar, pese a no poder salir de la habitación esto no evita que pueda al menos cumplir con aquella idea mientras espera que la demonio tome alguna decisión, finalmente no hay otra manera de hacer las cosas sin embargo tras ordenar aquello que sería su desayuno guarda silencio esperando un poco más para observar a la joven la cual permanecería en un completo silencio negando en ese momento con la cabeza y tomando un poco de aire con la intención de emitir algunas palabras para la demonio desviando su mirada al suelo tratando de ser lo más educado posible mas de igual manera buscando despertarla de ese estado en el cual se encontraba, -¿Debo pedirte cualquier cosa, o desees algo en especifico?- cuestiona a la joven y niega por un instante mas para después emitir una leve risa que se escucha al tiempo que coloca la mano en la bocina del teléfono con la intención de que sus palabras no sean escuchadas por la persona que le atiende amablemente del otro lado del teléfono.

-Sabes, se que la mayoría cree que así es, pero en realidad no puedo leer la mente y realmente necesito saber qué es lo que quieres comer, porque si no simplemente podría pedirte cucarachas- menciona continuando con un tono de broma que trataba de ser lo más amigable posible para su persona acostumbrada a tratar lo menos posible a las personas a su alrededor y realmente a la mayoría de ellos los trataba en su rol de juez o bien de superior como parte del Regeln, aquello era una situación extraña no solo por tratar de ser amigable de alguna manera sino también por el hecho de ser amigable con una demonio, es verdad como parte de la organización que cuida el plano humano trata de mantener todo de forma tranquila y para ello muchas veces debe de tratar con diversos seres aun así su educación fue la de un ángel y a su manera de ver las cosas hay probabilidades difíciles de cumplir como esa por ejemplo.

-Y ¿bien?- cuestiona con cierto interés a la joven esperando aun su respuesta y haciendo esperar de igual manera a la persona que les atiende al momento que el silencio queda nuevamente con la intención de que la joven conteste o al menos le de alguna indicación de que es lo que debe de decir o pedir por ella.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 12:24 am

Su expresión de enfado disminuye hasta desaparecer al escuchar la voz del ángel, y hasta deja escapar una pequeña risita ante su comentario mientras la pierna que se hallaba baja a la misma altura de la otra, para apoyar ambos pies en el suelo mientras deja que su tono suene lo suficientemente alto para que el joven la escuche, pero tratando que su voz no se escuche del otro lado del teléfono, del lado donde estaban atendiendo al juez.

-Lo de las cucarachas suena apetitoso.- Dice también en tono de broma, levantándose del borde de la cama y caminando hasta situarse frente al de cabellos blancos, inclinándose hacia adelante y susurrando en su oído, con un tono juguetón.

-Te dejo escoger, sorpréndeme guapo angelito.- Sus labios se mantienen curvados en una sonrisa al decir aquello. Su humor había mejorado al notar que el hombre intentaba ser más simpático y al momento que el cuelga el teléfono, toma su mano con la propia y lo jala, dejando que su cuerpo caiga pesadamente sobre la cama, sentándose en el borde y tratando que el ángel se siente a su lado, quería aprovechar el buen humor de él y no iba a desperdiciar el momento.

-Juguemos a algo, le llamo pregunta por pregunta… Uno le hace una pregunta a otro, y el otro tiene que responder sinceramente y puede hacer una pregunta al primero, y así hasta que llegue la comida… Cómo eres mi víctima especial en el juego, te dejo iniciar a ti… Puedes preguntar lo que desees, intenta que las preguntas sean interesantes, la idea es aprovecharse del hecho que el otro no puede mentir.- Su tono de voz suena animado y sus piernas suben del suelo, quedando flexionadas a un lado de su cuerpo, mientras su mano izquierda jala la cobija que estaba sobre la cama para cubrirse las piernas, ya que era muy probable que aquella posición hiciera que la falda muy corta de su vestido subiera. Su mirada se posa en las orbes ajenas y se muestra inquieta, divertida y animada mientras espera que el joven esté de humor para que jueguen, y esperando que haga la primera pregunta, tratando de intuir que preguntaría, y pensando si el joven dejaría aquella muralla de frialdad y rectitud, aprovechando la oportunidad de saber cualquier cosa que desee, ya que ella no podrá mentir.

Sus manos descansan sobre la cobija que cubre sus piernas, su cabello negro cae en cascada sobre su espalda, tocando la cama con las puntas que se ondulaban y el rostro antes amargado de la demonio, mostraba una nueva vitalidad que le daba el buen humor, a pesar de que tal vez fuera el último instante que podría compartir libremente con el joven, todo dependía de a que conclusión llegaran ambos, la que fuera de mejor provecho para los dos.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 12:50 am

Una sonrisa se forma en los labios del ángel al escuchar la respuesta de la demonio a su pregunta manteniendo cierto espacio entre ellos y tras ello repitiendo las indicaciones que ya había dado a la persona que le atendía el teléfono agradeciendo posteriormente a ello y finalmente colgando el teléfono para de esa manera para levantarse del sillón con la misma paciencia que anteriormente caminando un poco hasta la ventana solo para alcanzar a ver el exterior tratando de encontrar de esa manera una manera de comenzar a medir el tiempo transcurrido y un aproximado del tiempo que se tardaría en llegar aquello que había pedido, sus ojos sin embargo vuelven de inmediato a donde la demonio ampliando su sonrisa y en ese momento su atención se centra en ella al instante que sus labios se abren finalmente para expresarle algo.

-Bien, no tenían cucarachas pero conseguí que te enviaran gusanos, ¿está bien por ti?- cuestiono con la misma tranquilidad y tono amable con el cual había mantenido, eso obviamente era una broma aunque si hubiera podido ordenar algo así quizá lo hubiera hecho para ver la reacción de la demonio, sin embargo era una manera de prolongar la broma y de hasta cierto punto tratar de ser amable a su extraña manera, sus ojos volvieron después a la ventana para comenzar a caminar hacia donde la joven llevando su mano a su cabello y despejando el poco que habría caído sobre su frente hasta sus ojos entorpeciendo un poco la vista y prestando atención a las palabras de la joven hasta el punto en que sus pasos se detienen nuevamente y su cuerpo termina girando a donde ella se encuentra con curiosidad suficiente para escucharle.

-Hmm está bien y dejare que usted inicie claro, así podre pensar en una pregunta adecuada- responde finalmente cruzándose de brazos y tomando asiento, por más que la idea de hablar de mas le disgustara no podía hacer otra cosa y existía la posibilidad de conseguir alguna información relevante o al menos algo interesante que hacer sin mencionar el hecho de que era la forma más tranquila y rápida de conseguir que el tiempo que aun tenían pasara de la manera más rápida, sus pasos finalmente terminaron por llevarle al sofá en el cual tomo asiento nuevamente esperando la pregunta de la joven y cuestionándose interiormente si en realidad aquella idea era correcta o debería de preocuparse por no poder contestar todas las preguntas que ella podría hacer.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 2:02 am

-¿Cómo sabías que eran mis favoritos?- La demonio mantendría su sonrisa al escuchar aquella frase que el ángel emite. Realmente se le hacía gracioso y sabía que si al momento que el servicio a la habitación llegara y su plato fueran unos gusanos, era capaz de comerlos sólo para ver la cara que pondría el peliblanco y reírse en su cara, ya luego buscaría la oportunidad de jugarle una broma parecida para admirar su reacción.

Sus manos toman aquella cobija que cubría sus piernas, quitándola de estas mientras sus pies volvían a alcanzar el suelo, levantando su cuerpo de forma suave y dando algunos breves pasos, con la alfombra amortiguando el sonido de sus tacones, de forma de quedar en frente del joven, tomando su brazo y jalándolo con suavidad, para que el joven la acompañe de vuelta a la cama, para poder sentarse juntos y continuar aquel juego.

-Tienes que ponerte cerca, así si mientes te puedo dar un pellizco hasta que digas la verdad.- Dice poniéndose seria por algunos instantes, para que el joven se asuste pero luego deja escapar otra pequeña carcajada y observándolo fijamente, con la tranquilidad y la alegría asomándose en sus pupilas violeta, las cuales se mantienen fijas en las del joven. Al llegar nuevamente a la cama toma asiento de la misma manera que antes, subiendo sus piernas a su lado, cruzándolas y colocando la cobija sobre ellas, dejando que sólo sus pies calzados en los tacones se vieran fuera de la cobija y sonriendo tranquilamente para luego meditar bien lo que preguntaría.

-¿Qué te hizo querer ser juez en el Regeln?- Dice luego de mucho meditar, ya que habría querido que el joven fuera el primer en preguntar, ya que era su primera vez jugando con él. Trata de que la pregunta fuera lo suficientemente interesante pero tampoco indagando demasiado aún en la vida personal del joven de cabellos blancos, para que no desista del juego antes de empezar. La verdad es que si él hubiera empezado a preguntar, siempre iba a quedar debiéndole una pregunta, así que era muy difícil que no respondiera si ella le había dado más respuestas que él, y ahora el ángel podría retirarse del juego cuando quisiera, y no ella. Esperaba que su humor siguiera siendo bueno, para que le satisficiera la curiosidad y mientras la comida era preparada, matar un poco de tiempo.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 12:16 pm

La ceja derecha del joven de cabello blanco se arque aun poco al escuchar las palabras de la joven sonriendo para tratar de encontrar la respuesta correcta al cuestionamiento que ella realiza y sin darse más tiempo a pensar toma aire con la intención de hacer alguna especie de acotación referente al comentario sobre los gusanos, lo cierto es que ella se lo tomo de una forma más agradable de lo que esperaba lo cual termino por causarle cierta tranquilidad puesto parecía hasta hace apenas unos minutos que no sería fácil el conseguir que la joven confiara del todo en él y aunque no la culpara tampoco podía darse el lujo de no conseguir su cooperación al menos, sin más termino por emitir una leve risa ante la respuesta tan interesante de la joven soltando de igual manera su aliento en un suspiro tranquilo.

-Lo imagine, creo que debe ser por la consistencia de los gusanos- exclamo con tranquilidad para después desviar su mirada al teléfono, quizá debiera de haber tratado de pedir gusanos en realidad solo para llevar la broma un poco más lejos, lo cierto es que no se ajustaba en nada a su estilo, finalmente su broma no sería más que un comentario elegido al azar con la intención de molestarla y para su sorpresa con la misma efectividad que la mayoría de las bromas hasta ahora, es decir nula, sus ojos se cerraron resignados sin embargo sintió la presencia de la joven tomándolo del brazo y prácticamente arrastrándolo hasta la cama donde contra su voluntad o no termino tomando asiento para esperar la primera pregunta que la demonio haría, pudo haberse opuesto a aquel movimiento o reclamado de alguna manera, sin embargo el acepto el juego y con ello las condiciones que la demonio tendría que poner, cosa que no terminaba por disgustarle tampoco y además no tendría nada mejor que hacer, al menos en su mente esas eran las palabras correctas.

Su respiración se calma y se termina por acomodar en aquel lugar esperando la primera de aquellas preguntas que la joven hace, abriendo un poco más los ojos con la intención de escucharla y girando el rostro a ella cuando la pregunta llega a sus oídos, la respuesta para él es clara y sin embargo sus labios se abren al igual que sus ojos como si existiera una duda aun clavada en ellos negando tras esto con la cabeza y desviando la mirada a suelo. –Esa pregunta es fácil, me canse de servir al Angels Army, finalmente aunque siga siendo un ángel no estoy de acuerdo con ellos del todo, sin embargo no podría encajar tampoco en otra organización, además considero bastante noble la misión del Regeln sobre la protección del Sild- sus palabras eran claras más aun había algo más que quedaba en el aire, -y el motivo de ser Juez, es simplemente porque soy bueno haciendo cumplir leyes- termina de exponer.

Sus ojos se abren nuevamente y su rostro gira a donde el demonio abriendo nuevamente sus labios para encontrar la pregunta perfecta para la joven. – ¿Cuantas veces has estado en el SIld?- para muchos esta pudiera ser una pregunta insignificante, pero no cabe duda alguna que la joven debiera haber estado más de un par de veces contando esta debido al que conoce el plano y parece saber cómo moverse dentro de el, la curiosidad es después de todo uno de los motores favoritos del juez.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 1:36 pm

Nota como la broma del joven con respecto a los gusanos no se había salido con la suya, ya que le había mejorado el humor en vez de enojarla. Escucha con curiosidad la respuesta que el joven le otorga ante la pregunta que le había realizado y mantiene la sonrisa sobre sus labios al lograr que el joven se sentara junto a ella, sobre la cama.

Era justo decir que la respuesta la había sorprendido un poco. Se había esperado una respuesta diferente, como que había sido expulsado pero que el mismo renunciara porque no estaba de acuerdo con sus políticas, procedimientos o con algo estructural de la organización de ángeles era algo que era una grata sorpresa para la demonio. Eso explicaba que pudiera seguir en su presencia y mantener la apuesta que ellos tenían tan tranquilamente, al no ser de esos clásicos ángeles que arrugaban la nariz a la presencia de un demonio, como si apestaran a cloacas.

En cambio, la respuesta de por qué decidió hacerse juez específicamente no la sorprendía para nada, porque ya había notado el amor del ángel por las reglas, y lo mucho que le molestaba que los procedimientos y normas no se cumplieran como debían. Sus labios volvieron a curvarse en una sonrisa ante su respuesta y al momento que el joven le formula la pregunta, sus ojos se desvían al techo, tratando de contabilizar sus entradas al Sild, sin mucho éxito.

-Huy, esa está difícil… La verdad ya he perdido la cuenta, unas… ¿200 veces?, estoy tratando de redondear la cifra porque realmente no la recuerdo, pero es una cifra bastante acertada.- Sus hombros se encogen sin darle mucha importancia a la cantidad de veces que había entrado en el Sild y sus ojos vuelven a posarse en las orbes ajenas, observándolo fijamente mientras piensa en la siguiente pregunta que le hará.

-¿Has tenido pareja alguna vez o estás casado con el deber?- Aquella pregunta le rondaba en la cabeza desde el día anterior, zumbaba en su mente como una abeja y no pudo evitar hacerla al momento que tuvo la oportunidad. La verdad aquella respuesta si despertaba la curiosidad, ya que el ángel se le hacía demasiado serio y recto, pero no sabía si era siempre así o si sólo era así con ella por considerarla una criminal. Ya había pasado por su mente que capaz tenía a una chica esperándolo en algún lugar cada vez que terminaba algún encargo del Regeln, pero también pensaba que el joven se tomaba su trabajo demasiado en serio, tanto que no podría mantener relación sentimental de ningún tipo.

Sus manos se mueven un poco nerviosas al realizar aquella pregunta, enredándose entre las cobijas de la cama que cubren sus piernas, ya que aquella posición que mantenía con su cuerpo habría hecho que la falda de su vestido se subiera. Estuvo a punto de desviar la mirada de los ojos del joven, pero usó toda su fuerza de voluntad para permanecer observándolo fijamente, y fingiendo que era una pregunta al azar para aprovechar aquel juego.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 3:51 pm

Sus ojos se clavan en la demonio al momento que expone sus puntos sobre el porqué es que el habría decidido ser un miembro del regeln, lo cierto es que esa historia ya tiene bastante tiempo y no muestra ni siquiera una señal de arrepentimiento por haber optado por aquella opción, la mayoría de las razas tienen conflictos con otras por el simple hecho de ser diferentes, sin embargo es comienza a ser bastante cansado incluso para el tomando en cuenta el hecho de precisamente por tratarse de un ex soldado del Angels Army había conocido perfectamente diversos planos y criaturas que habitaban en ellas hasta el punto de perder por completo la idea de que en realidad eran tan diferente a él o a los demás de sus especie, sin embargo también mantiene cierta educación que fuera inculcada no solo por su familia sino también por la cultura estructura de su raza.

-Vaya, ahora deberé de investigar cuantas de ellas han sido autorizadas- menciona mas a modo de broma que a propia convicción, desde el punto de vista del Regeln todo acceso no autorizado al Sild es un crimen, sin embargo cabe destacar que una de las políticas no escritas de la organización es que aquello que no cause disturbios o no sea visto no tiene tampoco por qué ser castigad, después de todo más de la mitad de sus filas eran en cierto punto refugiados de distintos planos, exiliados y desertores de todas las organizaciones e incluso seres de razas ajenas al Sild que habrían nacido en él. –Entonces supongo que no debiera de sorprenderme el que conozcas tan bien este plano y este lugar- hace un breve silencio para después alzar la mirada a donde la joven manteniendo una amable sonrisa en sus labios, -También significa que deberemos de ser un poco más claros en que aprendan las reglas- exclama para hacer referencia a que si ella que había estado tantas veces había roto algunas sin duda visitantes nuevos lo harían más frecuentemente.

-¿Casado?- menciona con cierto enfado al tiempo que sus ojos se cierran y en realidad se mantienen de esa manera, la respuesta podría ser simple para cualquiera, el ha conocido personas importantes pero no la adecuada y desde hace algo de tiempo habría descubierto el hecho de que funciona perfectamente por su cuenta, las obligaciones del Regeln y otras actividades lo habrían apartado de esa manera, eso sin mencionar el hecho de que uno nunca termina de confiar en quien le rodea en el Sild, para muchos el plano humano es también una de esa enormes interrogantes, pues muchas veces las cosas no aparentan lo que son y si ha de ser honesto con ello la organización en la cual se encuentra tiene mucho que ver con que sea de esa manera.

-Por el momento me encuentro felizmente comprometido conmigo mismo- exclama sin dar más vueltas al asunto, no es uno que le preocupe de mas ni en el que invierta más tiempo del necesario, además últimamente el tiempo es lo que menos había podido tener, -simplemente digamos que el hecho de cumplir demasiadas obligaciones o simplemente tener que salir de la comodidad del Nexo para esta clase de actividades no resulta muy sano para ninguna relación- exclama suspirando para después cuestionarse a si mismo sobre cual sería la pregunta correcta para la joven.

-¿En realidad estabas en tu misión en el centro comercial, o simplemente decidiste desviarte para tomar un tiempo libre?- Esa era una pregunta que para muchos carecía de importancia, y la realidad es que en sí lo era, el no tiene dudas sobre la realidad y que aquellas palabras que la joven había expresado eran en realidad lo cierto, sin embargo el estar en un centro comercial no es muy del estilo de los demonios, y no se refiere a la joven si no a los dos sujetos que debería de estar siguiendo, por el contrario el estar en un centro comercial distrayéndose un poco y aprovechando la visita al plano de los humanos, bueno eso si suena bastante como a algo en lo que él se imagina a la joven, incluso el ha tomado su tiempo entre misiones para aprovechar y disfrutar un poco de esa tranquilidad que el plano de los humanos posee además de que el hecho de no ver seres en conflicto siempre resulta bastante provechoso.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 6:39 pm

Al escuchar como el joven bromea acerca de sus intrusiones al Sild deja escapar una carcajada de entre sus labios y deja que su voz se escuche, algo divertida.

-Si esto queda off the record lindo angelito, verás que Helena Vanderbilt ha entrado varias veces al Sild con autorización del Regeln, pero también algunas chicas muy guapas, y un par de chicos guapos.- Deja filtrarse aquella información, dejando que el ángel sepa que si quisiera investigar sus accesos a aquel plano, no sería fácil, porque a pesar de haber pasado muchas veces con su identidad original, también había pasado con identidad robadas y falsas y no siempre con un aspecto físico de mujer. A la demonio se le hacía muy gracioso que el joven sólo preguntara cosas que de una u otra manera podía relacionar con su deber, así que aprovechando la distancia corta entre sus cuerpos sus manos pasan a apoyarse frente a ella, cerca de las piernas del ángel, acercando su rostro al ajeno, quedando de gatas sobre la cama para dejar que su voz vuelva a oírse, de forma traviesa y coqueta.

-Si nunca has tenido ninguna relación y estás casado con el deber… intuiré que tu nunca has disfrutado de placeres carnales… ¿Eres virgen?- Con aquella pregunta lo único que buscaba era que, al usar un tema tan delicado como ese, y ya que el joven debía responder con sinceridad, despertar un espíritu vengativo en él que hiciera que preguntara cosas más personales, ya que así como le gustaba conocer a las personas, le gustaba responder a preguntas mucho más interesantes, que no tuviera que responder sí o sí en un interrogatorio, y aquellas preguntas que ya había hecho él, igual habrían obtenido una respuesta si la hubiera encerrado para interrogarla por lo que había pasado con el dragón en el centro comercial.

Mientras su cuerpo permanecía en aquella posición, con sus rodillas y la parte más baja de su pierna apoyadas en la cama, y sus manos apoyadas frente al cuerpo del joven, más sin llegar a tocarlo, tan sólo inmiscuyéndose en su espacio personal para incitarlo a que hiciera preguntas que pudieran ser más interesantes a su punto de vista, dejaría que su voz suene suavemente, respondiendo por última instancia la pregunta realizada por el peliblanco.

-Sí, estaba siguiendo a una joven de raza no identificada que se había visto en compañía de los dos sospechosos. Conseguí unas fotos de ella reunida con los agentes o ex agentes de Inferna y donde se estaba hospedando en esta ciudad. Comencé a seguirla, de forma muy cuidadosa, usando unos días imagen de mujer, otras de hombre, aprendiendo sus costumbres y sólo ese día cometí la falla de presentarme en el lugar con mi imagen real, ya que iba a abordarla finalmente. Tal vez ella me había visto en fotos, pero no tendría porque saber que era yo la agente que iban a enviar a buscar a los desertores.- Sus hombros se vuelven a encoger, restándole importancia a aquella información, ya que era demasiado compleja como para conseguirle una respuesta certera, debido a que eran muchas las posibilidades y muy pocas formas de reducirlas. Ya tenía enfocado otro plan de acción, así que había decidido dejar de lado a aquella mujer que había seguido, por lo menos hasta que el plan que recientemente había trazado hubiera sido concluido con éxito. Sus ojos enfocan el rostro del joven, atenta a cualquier reacción que tuviera ante su respuesta y también ante la pregunta que había realizado antes de responderle, curiosa de cuál sería la reacción del juez del Regeln.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 8:05 pm

La ceja del ángel se curva de nueva cuenta mostrando cierto descontento respecto a la pregunta de la joven, por instantes su mente divaga entre responderle o simplemente ignorarla tratando de que aquel evento no siga de esa manera, sus brazos se cruzan demostrando su descontento y sus ojos terminan por cerrarse , debía de esperarse esa clase de preguntas por parte de la demonio, quizá después de todo el seguirle el juego era más bien eso, un simple juego y nada tan útil como el hubiera querido y sin embargo su rostro giro a donde ella para mantenerse completamente relajado nuevamente.

-No- expreso seriamente a manera de respuesta para después obviar cualquier clase de detalle, la joven quería una respuesta honesta y ahí la tenia, las historias suele guardarlas para sí mismo, después de todo el que sea una persona que cumpla totalmente sus obligaciones no lo libera de ninguna manera de tener una vida propia y una historia incluso anterior al Regeln, sus brazos continúan cruzados y sus ojos se cierran nuevamente tras de eso escuchar la respuesta de la joven, después de todo parecía que el hecho de que la joven se encontrara en el centro comercial se debía completamente a sus actividades, aun y cuando sus sospechas eran otras parecía que de todas maneras era algo inevitable de entender y sin más dedico un último suspiro al tema para levantarse en el instante que en la puerta se escuchan un par de golpes de forma clara, caminando lentamente hasta aquella y abriendo para notar como un carrito sería empujado al interior de la habitación y llevaría su mano a uno de sus bolsillos para después sacar algo y entregarlo a la persona que llevo aquel objeto a la habitación.

-Parece que los gusanos por fin llegaron- comenta con tranquilidad empujando un poco el carro a donde la joven se encuentra desviando su mirada a ella y en ese momento sin más decide destapar poco a poco lo que había solicitado, nada especial solo algo para desayunar hot cakes y un poco de café o leche por el simple hecho de que tenía hambre mas no le gustaba desayunar cosas más pesadas que esas, sus manos finalmente dejaron aquel carrito y su figura recorrió el espacio tomando asiento de nueva cuenta al lado de la joven para tras ello liberar una bocanada de aire de forma más tranquila, aun tenía una duda en su mente y era referente a que pregunta hacer, una tan incómoda como la que ella había hecho o algo más simple, después de todo la pregunta que el eligiese poco importaba pues quedaba claro que la joven en efecto tomaría esto como un juego y el ya estaba atrapado en el.

-Y ¿Por qué esta habitación?- su pregunta no era directa, bien pudieron haber sido al menos otras tres preguntas distintas con la misma intención pero la realidad es que no era de su completo interés, solo sentía que si hacia una pregunta respecto a las cosas que ligan a la joven con el sitio sin duda podría resultar al menos tan incomodo para ella como sus preguntas resultaron para él, sus ojos se cierran nuevamente y sus brazos e cruzan al tiempo que espera una respuesta mas es el aroma de la comida lo que hace que sus ojos se abran nuevamente para tras ello desviar su mirada a donde se encuentra, levantándose finalmente y sirviendo un poco del desayuno a la joven solo para acercarlo y posteriormente sirviéndose una taza de café a sí mismo.

-Al menos podrías aprovechar mientras comemos para pesar la respuesta- diría finalmente a manera de broma evitando más comentarios y dando un leve sorbo a la taza de café.


_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Jue Jun 07, 2012 8:56 pm

Al escuchar la respuesta del joven ángel sus ojos se abren en una expresión de sorpresa que no podía haber disimulado por mucho que quisiera. Su cuerpo cae hacia atrás, quedando nuevamente sentada, con las rodillas a la altura de su barbilla al estar antes a gatas para luego bajar sus piernas y apoyar sus pies en el suelo. Realmente aquello la había tomado desprevenida y tan sólo murmura en un tono sorprendido y un poco avergonzado.

-Vaya… pensé que tú nunca… Pareces de ese tipo de hombres que si se acuestan contigo es sólo porque al terminar tienen un anillo y una propuesta de matrimonio.- Era extraño para la joven saber que el ángel había tenido relaciones y no había tenido nunca una relación, y aunque no quería por su mente pasaron varias preguntas de cómo, cuando, donde y en qué circunstancias había ocurrido aquello, sobre todo con quien, con quien se había acostado y no mantenía una relación seria, que era el único tipo de relaciones que parecía que él podía tener.

-Vaya guapo, eres más interesante de lo que esperaba.- Es lo único que puede decir, para no quedar totalmente muda de la impresión. Pero sería salvada por los toques en la puerta, que anunciaban la llegada del desayuno de ambos, al escuchar la expresión del joven deja escapar una risita, que logra que su mente se distraiga unos momentos y su voz suene en respuesta al comentario den ángel.

-Bien, espero estén crudos y llenos de tierra, como me gustan.- Sus labios se curvan en una sonrisa, la cual se había desvanecido antes por la respuesta del juez del Regeln y observa lo que había elegido como desayuno para ambos. Hot Cakes, era una comida que le gustaba, había sido una muy inteligente decisión, debido a que el joven no tenía idea de su afición por el picante y todo lo que fuera caliente, ya que aquella sensación le gustaba, por eso le gustaba tanto el fuego.

Deja que el joven le sirva un poco de comida, la cual empieza a comer en pequeños bocados, pensando en cual era el mejor enfoque que debía darle a la respuesta que saliera de sus labios, y luego de masticar y tragar algunos pequeños bocados de aquella comida dejaría que su voz se escuche, respondiendo a la pregunta del joven peliblanco.

-Había venido antes y tenía ropa escondida, como en muchos lugares de este plano, además que me parecía lo más adecuado por nuestra situación.- Juega con el tenedor en su mano derecha mientras da aquella respuesta, saltándose a propósito los detalles más jugosos de aquella declaración, sólo porque el joven se había saltado los más jugosos de la suya. Toma un bocado con aquel tenedor y lo mastica poco a poco y tan sólo luego de tragar este deja que su voz suene nuevamente, impregnándole bastante malicia y disfrutando aquel momento, tanto como aquella comida.

-Perdiste, estaba cerca y pusiste una expresión de descontento… ¡Ya no soportaste mi cercanía!- Sonríe y relame sus labios, disfrutando el dulce del alimento que había quedado sobre sus labios, igual de dulce que la victoria que era inminente en la apuesta que tenían. Ya no tenía que hacer preguntas incómodas para provocarlo, pero no podía evitarlo así que dejo que su curiosidad aflorara.

-¿Y cómo fue? ¿Fue sólo una? Sexo sin compromiso, eso me sorprende de ti.- Disfruta aquellos momentos y toma un trozo de hot cake en su tenedor, llevándolo a su boca para tener algo que hacer con ella, en vez de sonreír con triunfo y maldad en la expresión.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Vie Jun 08, 2012 12:03 am

Sus ojos se cierran con tranquilidad, la respuesta dada a la joven poco interés tiene para él y de igual manera la que ella menciona tampoco termina por convencerle en absoluto, su atención está en terminar de servir el desayuno que finalmente es el motivo por el cual siguen aquí aunque si él pudiera elegir estarían ya camino al Nexo, para su mala suerte esa decisión no es suya si no de sus superiores, su rostro se inclina abajo y finalmente da un sorbo mas a la taza de café que sostiene en una mano desviando su mirada a la joven.

Como él lo había previsto la chica no estaba dispuesta a ceder en el tema, aunque no quería admitirlo pareciera mas una especie de juego que otra cosa para ella, eso tampoco le sorprendía desde el momento en que se conocieron la joven dejo en claro lo poco seria que era respecto a las cosas y sus comentarios solo contribuyen a hacer más clara la idea de que la joven estaba haciendo eso desde el principio y sin embargo pese a ser una persona bastante centrada pareciera que el mismo había terminado por caer en las trampas de la joven lo cual produce que un suspiro de cansancio sea emitido por parte del joven que termina por observar a la demonio con cierta resignación al tiempo que escucha su respuesta. La información era finalmente intrascendente, las palabras de la joven tenían sentido y era de suponerse que este era uno de sus escondites por llamarle de alguna manera.

-Esas son dos preguntas- menciona con naturalidad al momento que sus ojos voltean a donde la demonio, su curiosidad continuaba siendo más de lo que él esperaba y la realidad es que era un tanto incomoda para mantener la fachada de persona en la que ella podría confiar, sin embargo solo decidió guardar silencio, según las palabras de la joven ella habría dicho que la apuesta estaba perdida, si así era ya no había motivo por el cual continuar con el juego y tampoco existía una motivación suficiente para continuar tolerando sus preguntas o teniendo que dar respuestas ni un segundo mas, en cierta manera las cosas estaban perfectamente para el si lo que deseaba era mantener silencio. –Bastante normal en realidad- menciono respondiendo así a la pregunta de la joven dibujándose una sonrisa en sus labios, el no estaba completamente de acuerdo con la idea de que la apuesta estaba perdida pero ciertamente no había mentido en absoluto a la pregunta de la joven.

-Realmente no veo porque continuar con tu juego si anunciaste que la apuesta estaba perdida, mi reacción sin embargo fue debido a la pregunta no a tu compañía, de hecho realmente creo que eres más soportable que otros demonios- confeso en aquel momento para después girar su rostro a donde la taza de café observando su reflejo en ella y tomando un poco mas de aquel liquido, en breve tendrían sin duda la autorización para salir de ahí y de igual manera no sabía realmente que era lo que debía preguntar a la demonio.

-¿Por qué eres tan curiosa?- cuestiona con naturalidad, después de todo quizá había una motivación para la joven para hacer esa clase de preguntas aunque si bien eso no era tan importante ya había entendido hace minutos atrás que no le sería posible sacar información realmente relevante a ella de ninguna manera y por lo tanto esto no era más que un juego y según parecía una trampa para lograrlo desesperar con el fin de así conseguir la victoria sobre el respecto a la apuesta que mantendrían.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Vie Jun 08, 2012 12:36 am

La joven sonríe de forma natural al escuchar la respuesta del joven, todo lo que había hecho lo había planeado con antelación, tan sólo para hacerlo perder y para demostrar un punto al ángel de cabellos blancos, su voz sonó en forma de burla, pero también con un deje de seriedad y madurez para quien fuera lo suficientemente atento para percibirlo.

-Ves guapo angelito, ese es el problema de las reglas… son tan ambiguas que puedes darle mil interpretaciones. Sí, me imagino que la pregunta fue lo que te incomodó, no mi cercanía, pero la expresión que adoptaste de descontento fue cuando yo estaba tan cerca que podría haberte besado.- Guiña su ojo derecho, en una muestra pícara, pero finalmente la idea de que perdiera la apuesta era para poder tenerlo bajo su merced todo un mes, 30 días en que le podía intentar hacer ver el mundo de otra manera, desde otro enfoque, tan sólo esperaba que el joven tuviera la mente lo suficientemente abierta para aprender de lo que ella intentaría enseñarle.

Su rostro se muestra tranquilo, todo rastro de satisfacción infantil había desaparecido, ahora quedaba su verdadero semblante, uno serio, decidido, calculador y centrado. Sus manos aún sujetan los cubiertos, con los cuales sigue separando pedazos de su desayuno, tomándolo con su tenedor y llevándolo a su boca, masticando para volver a dejar que su voz se escuche, y se clave su mirada gélida en las orbes también violáceas del juez del Regeln.

-Eres poco precavido, pude haber envenenado tu café e irme de aquí dejando tu cadáver sobre la cama. Aunque eres agradable para ser un ángel, eres igual de arrogante que el resto, pensando que puedes manejarme a tu antojo. Perdiste la apuesta y vendrás conmigo todo un mes, y yo te enseñaré un poco de mi mundo, y del mundo en general para que seas un angelito menos arrogante y más consciente.- Toma una taza del carrito que había llegado con el servicio, sirviéndose un poco de café y agregándole un poco de leche, que hace que el líquido de la taza sea de un marrón muy claro, y mientras agrega un poco de azúcar, la cual mezcla con una cucharilla plateada que también venía en el carrito, dejando que su voz se escuche nuevamente.

-¿Por qué soy tan curiosa? Porque hay que conocer al enemigo, conocer sus debilidades, desarmarlo y porque me encanta jugar con las personas… Sí, esas respuestas coinciden con mi personalidad, pero la realidad es que quiero saber más de ti, porque al conocerte más puedo ver tus debilidades e intentar hacerte más fuerte, por lo menos en lo que yo pueda. ¿Y que gano yo con eso? Un angelito más sabio, un angelito más sabio significa que hará menos estupideces, y un angelito menos estúpido es ganancia para todos, los de mi raza y los de la suya.- Deja el café a medio tomar y el desayuno a medio comer para levantarse súbitamente de la cama, dejando plato y taza en el carrito donde habrían llegado, y, dedicándole una mirada tan gélida que podría descolocar hasta al más insensible, camina al baño, no sin antes tomar el cepillo que antes le habría prestado al juez de cabellos blancos, y dejando que su voz se oiga por última vez, antes de situarse frente al espejo del baño y comenzar a peinarse de forma compulsiva, intentando que su cabello quede perfecto.

-Y todo lo hago porque me agradas, te hice perder porque me agradas. Además, te ves más guapo enojado- Su mirada se posa en el espejo del baño, y la imagen que se refleja es de una joven bastante atractiva, pero de una expresión dura y adusta, mientras sus cabellos negros caen enmarcando un rostro que parecía más pálido de lo que era la última vez que se miró en un espejo.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Vie Jun 08, 2012 10:07 pm

Los parpados del ángel se cierran con cierto enfado debido a las palabras de la demonio, su error fue simplemente pecar de confiado respecto a una especie que el mismo conoce como una de las mas tramposas entre todas y sin más termina por emitir un suspiro de cansancio en aquel momento para después bajar poco a poco la taza que aun sostiene en sus manos notándose cierto enfado en su rostro para después reabrir sus ojos desviando su rostro a donde la demonio.

-Entonces no debí de confiar en ti, esa es la lección que debiera aprender, porque al parecer la joven demonio que tanto protestaba por la falta de confianza era en realidad una maquiavélica persona dispuesta a convertir ese discurso en un arma más a su favor- menciona sin ocultar siquiera su enojo respecto a la forma en la cual habría caído por su mala interpretación de las reglas cruzando sus brazos en aquel instante para después de ello mantener sus ojos cerrados nuevamente, en su mente repasaba el acuerdo verbal realizado por ambos y por más que aquello termine por llevarle alguna especie de pesar la realidad es que no existe una laguna en ella por la cual pueda escaparse.

Un suspiro mas es emitido por el ángel en ese instante en que escucha las palabras bastante cínicas de la demonio, bajo otras circunstancias o si él fuera la clase de persona que no respeta un trato estaría ya corriendo fuera de aquel lugar intentando dejarla atrás o bien cumpliendo su palabra de terminar por arrestarla y enviarla al Nexo sin importarle realmente lo que ella tuviera en mente, sin embargo el no se ajustaba a esa clase de personas, por el contrario terminaba por aceptar aquella apuesta y seguramente no podría hacer alguna otra cosa que cumplirla aunque este no es el momento para ello, su mano toma nuevamente la taza de café aprovechando el hecho de que la joven habría obviado totalmente el hecho de hacer una pregunta y tomándose ese tiempo restante para mantener una actitud tranquila y bastante sería.

-Está bien, aceptare el hecho de que me derrotaste pero sin embargo- exclama con cierta calma y buscando reflexionar completamente en las palabras que salen de sus labios para que en aquel instante sus ojos volteen a donde la joven dando un trago mas al liquido que se encuentra en la taza entre sus manos bajándola nuevamente, -primero nos encargaremos de la mitad en curso, además de que no puedo abandonar mis deberes de forma tan sorpresiva- explica a la demoño manteniendo una actitud inquietantemente tranquila para quien tiene la fama del más estricto de los jueces del Regeln cuya atención permanece fijo en el suelo de aquel lugar para después de ello desviar su mirada a la joven nuevamente.

-Por ahora disfruta tus gusanos- exclama en aquel momento para inclinarse al frente sirviéndose un poco de los hot cakes bajando la mirada a ellos y tomando los cubiertos para que aquel instante comer un solo bocado manteniendo el silencio, si la demonio no había hecho una pregunta el tampoco podría.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Vie Jun 08, 2012 10:44 pm

Termina de cepillarse su cabello, y observa por última vez el reflejo de su figura en el espejo, justo antes de salir del baño, trayendo consigo el cepillo que había usado para acomodar su larga cabellera negra y deja este objeto sobre la cómoda, justo en donde había estado antes para luego volver a tomar asiento en la cama, al lado del ángel de cabellos blancos, sonriendo tranquilamente para este luego de haberle dado algunos instantes para enojarse y desenojarse en solitario y posando su mirada de violáceas pupilas en los ojos del juez del Regeln.

-Ya no tengo hambre, pero gracias- Su pierna pasa por encima de la otra, cruzándose y dejando que la de abajo tenga que soportar todo el peso mientras se balancea tranquilamente. Sus hombros se encogen tranquilamente, restándole importancia a la molestia expresada por el peliblanco, dejando que su voz se escuche nuevamente.

-Simplemente usé las herramientas adecuadas, pero no te mentí en ningún momento, ni te he mentido hasta el momento. Con respecto a tus deberes con el Regeln… ya encontraremos una buena excusa, apenas será solo un mes en el cual estarás siendo mi prisionero, muahahaha.- El tono usado es bastante relajado, y tan sólo la risa malévola que usa al final de sus palabras suena un poco sarcástica, ya que ella lo veía más como un invitado que como un prisionero.

-Me encanta el hecho de que aceptes tu derrota como un hombre, además, te dije que te ves guapo así de enojado.- Su mano se acerca a un mechón de cabello blanco que cae sobre el rostro ajeno, el cual toma, como habría hecho el día anterior, desde la raíz y va deslizándolo entre su dedo pulgar e índice al mismo ritmo al cual habla, para que el largo de aquellos cabellos sea suficiente y que al terminar de pronunciar aquellas palabras también terminaría de sujetar su cabello, mientras le sonríe de forma bastante coqueta y lo observa de una forma provocadora, ya que había alguna diversión que no podía explicar en el hecho de hacerlo enojar, de verlo fruncir el ceño, aunque también se veía encantador cuando sonreía y bromeaba con ella, pero tenía la impresión de que ahora vería al juez siendo menos simpático y bromista.

-Ahora que se te pasó el enojo podremos seguir con el juego. ¿Cuáles parientes tienes vivos y como es tu relación con ellos?- Aquella pregunta había abordado su mente al momento que estaba cepillando su cabello, la cual se le hacía extraña en ella. A pesar de ser huérfana, ya que los ángeles de la organización Angels Army habían asesinado frente a sus ojos a sus padres, y no tenía hermanos ni conocía tíos, ni abuelos y nunca se hablaba de ellos, realmente consideraba aquel hecho una ganancia, por lo cual tanto aquella pregunta le interesaba, en parte para saber un poco más del ángel y también le daba curiosidad porque a ella le habría de importar la familia del juez del Regeln.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Vie Jun 08, 2012 11:35 pm

La respiración es la herramienta por medio del cual el ángel trata de calmarse haciendo menos y restando importancia al hecho de haber perdido la apuesta, aquel evento ya era irreversible por ahora y si exitista alguna salida no era el momento para discutirlo sus ojos se cierran y continua comiendo levemente, bocado tras bocado manteniendo la seriedad en su rostro y una actitud de autosuficiencia en cada una de sus acciones, escuchando atento las palabras de la demonio y tratando de tomarlas de la manera más tranquila aunque en realidad aquella no era una situación para nada calmada ni mucho menos cómoda, debía finalmente aceptar su derrota como la mayoría de las veces en las que la fortuna no juega del lado que se desea, su mano se extendió levemente tomando la taza de café y dando un sorbo al contenido para bajarla nuevamente y continuando con el ritual de desayuno, sin embargo aquella actividad tendría como fondo la no muy grata voz de la joven y no se trataba de cuestión de tono, o volumen o simplemente tipo de voz usada por la demonio, sino simplemente del hecho de que por el momento no era su persona favorita, no solo en este plano si no en la mayoría de ellos.

Su ceja se curva cuando ella hace mención acerca de su estado de humor, en realidad enojo no era la palabra correcta para expresar la forma en la que él estaría apenas unos segundos, cansado, humillado, incluso un poco decepcionado de sí mismo, aquellas palabras describían perfectamente su reacción y la actitud que él había tomado después de perder la apuesta sin poder siquiera defenderse en la intención de evitar hacerlo, cayo perfectamente en el truco de manipulación de la demonio y después de todo eso no era tan molesto pues había que aprender algo de toda aquella situación, si la realidad era como él creía simplemente pasarían los días y el solo tendría que limitarse a soportar a la altiva demonio lo más posible aunque no era divertido era una apuesta y era un acuerdo.

-Bien, en realidad no sé cuantos sigan con vida- comento en ese mismo instante, hacia ya mucho tiempo que había dejado atrás el plano Chaos y con ello a su familia la cual era partidaria absoluta del Angels Army, la idea de ser un desertor nunca fue bien recibida por parte de ellos pero tampoco era su decisión, además de todo esto a diferencia de algunas especies sobre protectoras los núcleos familiares de los ángeles son inexistentes pues son parte, por así decirlo de una sola familia y de una sola manera de crianza, que incluso hace que los ideales de los abuelos sean los mismos que los de las nuevas generaciones, una extraña manera de expresar las cosas pero es una forma muy útil para saber y controlar a la población por parte de la organización de ángeles a la que el pertenecía. Si bien el demonio acudía nuevamente a su táctica de hacer dos preguntas en lugar de una, en esta ocasión no era necesario el evitar una de ellas, aquella sola respuesta era más que suficiente para ambas pues la relación con su familia es prácticamente inexistente al punto de no saber quiénes continúan con vida y quiénes no.

-¿A qué se debe la pregunta?- cuestiono con cautela, sabía perfectamente que aquella palabras significaban que estaba renunciando a una pegunta más clara o a alguna con más importancia, sin embargo su estado de ánimo un tanto abatido no estaba para hacer alguna mejor y en ese momento el satisfacer su curiosidad parecía algo más entretenido que simplemente continuar con una investigación que no le llevaba a ningún lado.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Sáb Jun 09, 2012 12:13 am

Ahora es su ceja la que forma un arco perfecto encima de uno de sus ojos al escuchar aquella respuesta emitida por su colocutor. Aquello se le hacía curioso, ya que si su propia familia estuviera viva no sabía si tendría una relación cercana con ellos o si tuviera una relación como la del peliblanco, muy lejana. Era extraño saber que el joven no sólo había decidido dejar la organización de ángeles, sino su familia y todo lo que conocía, aquella información tan sólo hacía que la curiosidad hacia él fuera mayor, ya que la mayoría de los ángeles que conocía eran muy fiel a los de su raza, con algunos deslices que eran demasiado vergonzosos de dejar a la luz pública, por lo que fingían ser perfectos, correctos y puros cuando la mayoría no lo era, por lo menos no había conocido a alguno con aquellas características.

Sus ojos se mantienen a la expectativa de alguna reacción por parte del rostro del joven, para saber si aquella información que le daba, aquella desvinculación familiar le afectaba de alguna manera. La pregunta que hizo después la tomó también desprevenida, ya que no se esperaba que el joven fuera a usar su oportunidad en una pregunta tan tonta, por lo cual trataría de ser un poco más justa, y darle una respuesta más larga y detallada, para ver si así lograba que el joven se abriera un poco a ella.

-Pues, me dio curiosidad. Verás, a mis padres los asesinaron unos miembros del Angels Army, yo era una adolescente cuando ocurrió. Fue un ataque al azar que hizo la organización para deshacerse de unos cuantos demonios más, tratando de acercarnos más a la extinción. Mis padres eran como tú, les gustaba acatar las reglas, les gustaba complacer en lo que podían a los angelitos para ver si así no se veían involucrados en una de las famosas masacres, tratando de que su muy esplendorosa hija tuviera un buen futuro, uno tranquilo, siendo anónima y cumpliendo las reglas. El que ellos no buscaran problemas no detuvo a los ángeles que los asesinaron, era muy gracioso porque ya yo me lo esperaba, el mundo es muy paradójico, ellos intentaban que yo fuera un fantasma, como ellos lo eran, y yo era todo lo contrario, tenía siempre un séquito que hacía lo que yo decía, y si le molestaba a los ángeles me parecía sin importancia. Al final entré en Inferna porque podía tener mucho poder sin cumplir demasiadas reglas. La verdad me dio curiosidad porque al tener deberes tan estrictos para con el Regeln, y al no estar en el Angels Army, como casi todos los ángeles, no entendía que tipo de relación podías tener con tu familia.- Mientras hablaba su mano buscó en el carrito el café que había dejado rato antes, al irse a cepillar el cabello al baño, y a pesar de que estaba ya frío, tomó la taza y la llevó a sus labios, tomando de un solo sorbo todo el contenido de la misma. Su rostro no daba vestigios de algún sentimiento de ira, venganza, soledad, depresión, felicidad que era fácil que existiera en ella por lo que contaba. Al contrario se mantenía apacible, como si estuviera hablando de lo muy soleado que estaba el clima en esos momentos ya que la muerte de sus padres fue, aunque no planeada, un suceso fortuito muy útil, ya que así se deshizo de sus muy preocupados padres y quedó bajo su propia tutoría, sin ningún lazo sentimental con ningún otro ser y con una casa a la cual podía llegar a la hora que quisiera, cuando quisiera.

Al terminar de beber aquel líquido de color café claro, su voz se escucha nuevamente, formulando una pregunta así como tenía derecho a realizar, al haber contestado la del joven, dejando la taza, ahora vacía de nueva cuenta en el carrito de servicio.

-¿Qué te hizo ser lo que eres hoy? Me refiero a si te crees muy justo, que te llevó a buscar justicia, qué te hizo buscar que las reglas se cumplan a la perfección, que te hizo tan vanidoso que tu humor puede ponerse horrible cuando tienes que usar la misma ropa que el día anterior, en otras palabras… ¿Cual es la historia de tu vida Gerard Lightblade?-

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Dom Jun 10, 2012 8:20 pm

La mirada del ángel se desvía en aquel instante que escucha la historia por parte de la demonio, para el esas historias eran comunes, en su historial como parte de la armada de ángeles la eliminación o buscar apresar a los demonio, no solo a aquellos que consideraban una amenaza si no de igual manera a aquellos que se interponían o simplemente estaban en su camino, en mas de alguna ocasión termino escuchando de aquella frase de “daños colaterales” que generalmente incluía pérdida de vidas de algunos demonios o de cualquier otra especie en los momentos en los cuales estos comenzaban ya a pasar a los siguientes planos, lo cierto es que estas historias junto a la suma de que cada instante y cada misión que debía cumplir terminaba por mermar su confianza y la convicción entera en la misión del Army terminaron por llevarlo a la deserción, por extraño que pareciera esa misma ideología de justicia perfecta que fue inculcada como parte de su adiestramiento en la armada de ángeles termino por hacer entender que su juicio respecto a la convicción de que solo los ángeles representaban la perfección estaba equivocado.

Sus ojos se cierran para reflexionar sobre eso por un instante escuchando atento la pregunta de la joven, la realidad es que el no tenía la intención de ser un juez pero la historia de cómo llego a serlo fue meramente conveniencia por parte del Regeln, su mano diestra se mueve alcanzando a tomar la taza que estaba aun cerca del tomando un sorbo mas de ella y reabriendo sus ojos que se clavan en la figura de la joven, que es lo que se puede perder si él responde a los cuestionamientos por parte de la chica, después de todo ya estaba aceptando el hecho de que ella estaba en lo correcto respecto a la apuesta y que finalmente no se podía hacer nada además de cumplir, su respiración se calmo y bajo la taza nuevamente para después de ello soltar un suspiro de manera tranquila.

-Bien, tendría que comenzar con el hecho de que deje el Angels Army por que termine por darme cuenta de que la meta de la organización no era algo con lo que estuviera de acuerdo, entiendo en cierta parte el deseo de mantener el control de Chaos, sin embargo debajo de la mirada del Army no solo esta ese plano- su idea era bastante clara aunque finalmente termino por no hablar más de ello, aun existe un poco de respeto y por más que esté en desacuerdo con la ideología de su propia raza también es justo entender que fue educado debajo de sus reglas y los lineamientos de ellos finalmente no es posible el que termine por revelar todo lo que él sabe. –Después de ello decidí formar parte del Regeln, pese a sus motivaciones o a sus métodos son una organización es completamente neutra, por llamarle de alguna manera, mi puesto como juez viene simplemente por el hecho de que parece ser que tengo cierta facilidad para entender, cumplir y hacer cumplir las reglas, se podría decir que es coincidencia- exclama finalmente aquella frase tomando un sorbo más de la bebida que continua en la tasa tras levantarla nuevamente.

Su vista baja a aquel liquido oscuro que bebe notando el reflejo de su mirada en ella y al bajar poro a poco logrando observar de igual manera el techo del lugar para finalmente notar el reflejo del demonio. – ¿Qué crees que es lo que persiga Inferna?- su pregunta podría resultar extraña y sin embargo a él se le inculco que los demonios eran causante de muchas desgracias que su ambición y su manera de ser simplemente estaban en contra de la naturaleza de los ángeles y sus acciones solo dañaban el plano en el cual nació, la pregunta sin embargo es una mera curiosidad con la intención de ver el mismo panorama desde un punto de vista distinto.


_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Dom Jun 10, 2012 9:31 pm

Su mirada permanece sobre los ojos del joven, escuchando atentamente y con mucho interés la historia de aquel juez de Regeln. La verdad es que las razones que lo hicieron desertar de la organización de ángeles la habían sorprendido, ya que pensaba que era un ser que se creía perfecto, como la mayoría de los de su raza, pero le estaba demostrando que no compartía el punto de vista característico de los ángeles y aquello le agradaba. Entendía porque había sido elegido juez del Regeln, y era interesante saber e intuir las razones por las cuales había decidido defender un plano como el Sild, con el cual no tenía tanta relación, no era donde había crecido, no era donde se había educado.

Sus piernas se descruzan y sus pies se apoyan en el suelo, pero permanece sentada en el borde de la cama. Sus ojos desvían la mirada de los ojos del peliblanco, y pasan a observar al techo, pero sin realmente verlo, ya que se dedica a pensar en la pregunta que le habían formulado. Realmente no tenía idea de lo que le podían haber encomendado a aquellos desertores y hasta ahora se paraba a pensarlo. Antes pensaba que era algo sin importancia, alguna de las misiones regulares que se encomendaban a los miembros de Inferna, pero lo que había pasado hasta ese momento la hacía dudar, ya que le daba la impresión de que la misión de aquellos demonios era más importante de lo que había intuido o adelantado. Sus labios se abrieron para responder al joven con la información que pasaba por su cabeza, luego de unir ideas, hechos e información que poseía.

-La verdad es que…- Justo en el momento que la joven de cabellos negros comenzaba a decir lo que pensaba, se escucharon unos toques en la puerta y una voz masculina se dejó escuchar dentro de la habitación, algo amortiguada, por la puerta que separaba la habitación donde ellos se encontraban y el pasillo de donde provenía la voz.

-Permiso, vengo a recoger el servicio.- Aquella voz se identificaba como un trabajador del hotel, y dejaba en claro que tenía la intención de retirar ya el carrito en el cual habían llevado el desayuno de ambos y era algo lógico, ya había pasado bastante tiempo desde que los alimentos habían llegado y seguro no esperaban dejar aquel carrito todo el día en la habitación. La joven demonio tan sólo se quedó callada al momento de escuchar los toques de la puerta y su mirada se fijó en esta, ya que había perdido el hilo de la conversación.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Millenium Mall   Dom Jun 10, 2012 10:12 pm

Sus labios se acercan nuevamente al borde de la taza al instante que termina sus palabras y la explicación del porque habría decidido unirse al Regeln, y aun así sus ojos terminan por cerrarse en espera de que su curiosidad sea satisfecha, la realidad es que para alguien que fue criado de manera completa por una raza que tiene como característica principal el desprecio para las demás y la creencia firme y completamente fincada así como al menos para la visión de aquel grupo justificada de que son mejores y superiores a las demás, la perfección respecto a muchas cosas es una de las creencias y búsquedas más claras para la mayoría de los de su raza, por ello la ciudad de Licht es arquitectónicamente perfecta, simétricamente única y en muchos sentidos muestra de la rígida educación e ideología de los ángeles, es por eso que para el que había crecido en ese ambiente era algo sumamente interesante el conocer el punto de vista de los demás y en realidad el punto de vista de aquella raza que pese a las similitudes de la propia era también los enemigos jurados de los suyos.

El sonido de la puerta interrumpe en ese momento desviando la mirada el joven a donde está y después escuchando las palabras que provenían del exterior, sus ojos se cierran y sus brazos se flexionan hasta unir sus manos delante de él entrelazando sus dedos y liberando un suspiro de cansancio para en ese momento inclinarse al frente levantándose por completo del lugar donde estaba y el mismo empujar el carrito al exterior no sin antes dejar en el interior de este cantidad suficiente como para que sea considerado como propina, interrupciones después de todo que no esperaba y que le incomodaban, sus pasos continúan hasta finalmente ponerse al frente de la puerta empujando el carrito y sonriendo de manera amable en una perfecta actuación al instante que empuja el carrito al exterior. –Muchas gracias- clama con los ojos entrecerrados mas llevando su mano izquierda atrás al momento que sus dedos se mueven apenas concentrándose un poco.

Aquella acción era simplemente precaución, era algo raro el que alguien tocara, generalmente esperan hasta que las personas salen de la habitación aunque él no es quien para juzgar las costumbres humanas y la sonrisa falsa se borra de sus labios al cerrar la puerta, relajando su postura y llevando sus manos a sus bolsillos al dar la vuelta caminando a donde la demonio. –Parece que hemos estado más tiempo del que creía- exclama observando el reloj y cerrando los ojos para volver a tomar asiento, -¿acaso ya te quieres ir?- cuestiona en aquel momento esperando respuesta de la demonio.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Millenium Mall   

Volver arriba Ir abajo
 
Millenium Mall
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» La Gazzeta dello Milan
» Nueva Lego Store Chile

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Zehnheim :: Sild :: Otras ciudades.-
Cambiar a: