InicioÍndiceFAQBuscarRegistrarseConectarsePortalCalendarioMiembrosGrupos de Usuarios

Comparte | 
 

 Llegada al Nexo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Jue Jun 14, 2012 11:35 pm

-Estoy de acuerdo, creo que terminaría saltando del piso más alto de cualquier edificio- responde a las palabras de la demonio nuevamente manteniendo la tranquilidad en sus palabras, aquello era la continuación de la broma además de hacer notorio el hecho de que sin duda saltaría el punto que no había expresado es que al saltar abriría las alas para poder escapar volando en aquel sitio aunque tampoco era del todo cierto, pasando su enfadosa costumbre por romper las reglas y convertir su vida en un problema continuo desde que se conocieron en realidad la chica no es del todo molesta, además que parece ser útil y bastante inteligente aunque esa es una característica que juega en dos sentidos debido a que es algo que sin duda ella utilizaría en tu contra si tuviera que hacerlo, sus ojos se cierran nuevamente conforme las acciones continúan y sus pasos los conducen finalmente al elevador manteniendo su atención en los botones y notando como las bolsas serían cargadas mientras ellos subían a aquel lugar, un gesto de enfado se noto más en su rostro y su respiración termino por calmarse apretando los puños.

-Quizá debería de solicitar que pusieran un elevador de carga- termina por reclamar al notar como las bolsas serían puestas nuevamente en el interior de aquel elevador y al cerrarse la puerta sus manos por fin oprimen el botón provocando que este se cierre completamente, aquello bien podía jugar en contra de ambos pero habría que recordar el hecho que los miembros del Regeln estaban cuidando aun las acciones que ambos hacían y tratando de conseguir que ambos llegaran perfectamente a salvo en aquel lugar, el elevador continua un ascenso moderadamente rápido evitando que se detenga a cualquier costo y manteniendo de igual forma el sitio completamente despejado conforme los pisos continúan pasando uno a uno acercándolos aun mas al sitio al cual se dirigían.

-Por el contrario, creo que sí debería de hacerlo- termina por contestar a la pregunta de la joven de aquella manera lo cual no solo significaba que a su juicio debería modificar su dirección si no también que afirmando de aquella forma el hecho de que se dirigían a su hogar, sus ojos se cierran nuevamente y sus brazos se cruzan al instante que el elevador anuncia que se encontrarían ya en el piso adecuado, aquella puerta se abre y él es el primero en salir dando solo un paso sobre las bolsas y comenzando a sacarlas para que de esa manera haya espacio para que la chica comenzara a salir del elevador el cual al terminar el descenso de ambos cierra sus puertas sin más para comenzar a bajar.

El elevador dejaría a ambos en la entrada de un solo departamento que ocuparía por completo el piso de aquel edificio, lo más imponente de aquel sitio eran las ventanas que permitían una vista clara de varios edificios y de luces nocturnas de la ciudad, aun y cando la ubicación del mismo pareciera privilegiada lo cierto es que no era tampoco algo que terminara por disfrutar el juez debido a que aquel lugar era usado únicamente para descansar obviando por completo la comodidad y el amplio espacio del mismo, sus pasos continuaron hasta la sala de sofás blancos aquella extraña característica de los ángeles que es el gusto por los colores claro será notorio en aquel lugar, sin embargo tampoco importaba de mas, conforme los pasos del juez se adentraban al lugar las luces se encienden iluminando de esta forma el sitio. –Bienvenida, por así decirlo- expresa con cierta apatía, y termina por cerrar los ojos para después avanzar a donde una de las ventanas. –El Regeln ordeno que yo me hiciera cargo de tu protección por ello es que asignaron este sitio para tu estadía- expreso con cierto descontento, aquellas palabras significaban que s bien contaba con la vigilancia de la organización la seguridad de la demonio era ahora parte del trabajo de ángel. –Pero al menos aquí eres relativamente libre de decir lo que desees-menciona para mantener su vista en la ciudad cosa que no hacía en mucho tiempo.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Vie Jun 15, 2012 12:19 am

Al escuchar aquellas palabras su ceño se frunce, ya que no se consideraba tan desagradable como para que el joven quisiera suicidarse antes de estar con ella. Su rostro expresa un poco de enfado por aquellas palabras y se mantiene así incluso cuando el ascensor se detiene y las puertas se abren para dejar que ellos salgan. Se mantiene dentro de aquel lugar mientras el ángel saca todas las bolsas de sus compras y al momento que tiene espacio para salir, sus pasos la llevan ante la puerta de aquel departamento, esperando que el joven de cabellos blancos abra la puerta para poder entrar.

Al momento que aquella puerta se abre y muestra el interior del departamento, sus pasos siguen los del ángel, observando con curiosidad aquella sala enorme con sillones blancos. Era algo que no admitiría nunca en voz alta pero sabía que los ángeles también tenían un gusto exquisito, casi tan bueno como los propios demonios. Se adelanta a él, caminando de un lado al otro en aquel lugar, curioseando como una infante toda la sala del departamento, dejando la bolsa negra que llevaba celosamente sobre uno de los sofás mientras observa, estudia y revisa todos los objetos de aquel lugar.

-Me gusta.- Sonríe de manera amplía y al escuchar que está protegida en aquel lugar y al no ver ningún otro agente allí, su intuición le dice que seguramente estaban ellos dos solos allí por lo cual sus manos suben hasta la chaqueta blanca que cubría la parte superior de su cuerpo, desabotonando esta para dejarla caer por sus hombros al suelo. Al mismo tiempo que realiza aquella acción sus huesos se separan un poco entre sí, para luego crecer y ocupar el espacio que antes tenían, mientras sus músculos y piel realizan la misma acción, estirarse y luego crecer para quedar correctamente colocados. Su cabello comienza a crecer hasta que la punta llega un poco más debajo de su cadera, al mismo tiempo que sus hebras van oscureciéndose hasta el tono más bajo, de modo que su cabello vuelve a adoptar un color azabache. Tanto sus caderas se ensanchan como sus senos comienzan a crecer, quedando perfectamente adecuados en el escote del vestido negro que llevaba aún. Al momento que la joven voltea para tomar la chaqueta blanca del suelo y devolverla al ángel, ya no eran unas pupilas café las que se posaban sobre las del joven, sino unas violáceas, muy parecidas a las del hombre que se hallaba ahora frente a ella.

Ahora estaba mucho más cómoda, con su verdadera imagen y pudiendo expresarse de forma tranquila, ya que lo de medir sus palabras y guardar silencio no era su comportamiento favorito. Al terminar su transformación da unos cuantos pasos, acercándose al níveo sofá, tomando la bolsa que había dejado sobre este y sacando aquella caja de adentro de la misma, dejando que su voz suene de manera tranquila mientras mantiene la caja sostenida con ambas manos.

-¿En donde puedo dejar mis cosas?- Su mirada voltea hacia él al dirigirse al ángel, observándolo de manera fija y con un atisbo de duda, ya que a pesar de que no solía cumplir las reglas, tampoco era tan abusiva como para recorrer la casa sin que el dueño estuviera de acuerdo, por lo que su curiosidad quedó limitada en la sala, y cuando el joven la llevara a otra zona del departamento, haría lo mismo, pero no antes.


-¿Realmente soy tan… desagradable para ti?-
A pesar de no respetar reglas, de ser manipuladora, fría y un sinfín de defectos, era muy raro parecerle tan desagradable a alguien, sobretodo porque realmente aunque le intentaba hacerle bromas un poco pesadas tan sólo para ver su expresión de enojo, no lo creía suficiente como para el primer comentario que había hecho. Sabía que era una broma pero parecía tener un trasfondo de realidad, cosa que no podía evitar que la incomodara y por breves instantes, lo observa con real duda e inocencia, queriendo saber las respuesta a aquella pregunta, pero quería que la respuesta del ángel fuera realmente sincera.


_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Vie Jun 15, 2012 8:48 pm

El aire de aquel lugar era n poco más frío por gusto del ángel que observaría con atención por la ventana el movimiento de la ciudad, su respiración estaría calmada, si bien aquel sitio no estaba rodeado por agentes del Regeln era algo completamente bajo su control y de igual manera era un sitio que conocía perfectamente convirtiéndolo en su terreno, aquella ciudad en si era el punto perfecto para él pues llevaba tanto tiempo en ella que no había un punto en el cual no se sintiera con la tranquilidad o la comodidad de llamar su terreno perfecto incluso si tuviera que pelear, pero de igual manera debía admitir el hecho de que lo último que él deseaba era que aquello ocurriera debido a que ese sitio era el único punto en el plano Sild que podía llamar hogar. Sus parpados se cierran finalmente escuchando los sonidos de aquel sitio y disfrutando en cierta medida la temperatura que existe en el sitio.

La mirada del ángel en ese momento notando un poco de sorpresa en su rostro, finalmente aquella imagen a la que ya se había acostumbrado vuelve nuevamente y eso causa un poco de calma al juez que finalmente termina por caminar en dirección a donde la joven observando su rostro nuevamente y levantando la ceja con cierto desconcierto respecto a la opinión de la chica, realmente no era como que el esperara que aquello no fuera de su agrado o aun peor que realmente terminara por importarle el que lo hiciera. –Bueno, al menos me agrada que mi hogar cumpliera sea tan solo de tu agrado- termina por exclamar para después de ello observar el rostro de la chica cruzando sus brazos en aquella reacción mas cediendo para finalmente retroceder en sus pasos escuchando su petición respecto al dejar sus pertenencias, sus ojos terminan por cerrarse y sus brazos cambian la posición nuevamente, -Vamos por aquí- Exclama en ese momento tomando primero algunas de las bolsas que la chica habría comprado para comenzar a avanzar por los pasillos de aquel departamento.

Contrario completamente con los pasillos de las bases de la organización en la cual habían estado durante las últimas horas, aquel departamento mantenía los colores claros, los espacios abiertos apenas decorados por algunos cuadros o simplemente mobiliario tanto utilitario como simplemente decorativo que quedaban perfectamente con los colores de las muros y la iluminación casi perfecta de aquel lugar, era claro que pertenecía al juez conforme continuaban avanzando y aun así no había ni siquiera una fotografía o un lugar donde estuviera su nombre, pese a ser un espacio cómodo resultaba un poco impersonal pero para que agente del Regeln que solía ser demasiado precavido era parte de su protocolo diario, sus pasos continuaron delante de la joven hasta el fondo de uno de los pasillos donde una puerta permanecía cerrada, sus manos depositaron las bolsas en el suelo pero solo para terminar d abrir aquella habitación que permanecería a oscuras completamente hasta que su mano diestra se interna encendiendo la luz y avanzando primero al centro de ella.

-Espero no te disguste el blanco- menciona al notar como aquel era el color totalmente de la habitación de huéspedes, si él hubiera preparado eso para la demonio como una broma de mal gusto no le hubiera salido tan bien como en ese momento en el cual sus pasos terminaron por avanzar a donde el centro de la habitación que estaría perfectamente amueblada.

Sus pasos regresan poco a poco a donde la entrada de la habitación esperando cerca de aquel lugar a que la joven demonio dijera algo desviando su mirada a ella y notándose una sonrisa un tanto amable mas solo por unos segundos. –La realidad no eres tan desagradable, pero es bastante divertido el hacerte creer que si- exclama desinteresado respondiendo a su pregunta, aquello en verdad era algo divertido para el al momento que sus ojos se cierran nuevamente para recuperar la seriedad esperando que la chica entrara a la habitación. –Además llámalo venganza- menciona finalmente.
[b]

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Vie Jun 15, 2012 9:50 pm

Sus pasos siguen los del joven al escuchar como le pedía amablemente que lo siguiera, por lo cual toma las bolsas que él no había tomado y se decide a ir detrás de él. Nota como aquellos pasillos eran bastante iluminados, pero a pesar de que ella era más fanática de la oscuridad aquel ambiente era bastante bonito y agradable, a pesar de que no tuviera ninguna foto de ningún tipo, cosa que no le extrañaba ya que en su propia casa también era un ambiente impersonal. Deja sus bolsas en el suelo al momento que el ángel deja las que él llevaba en el mismo lugar y observa como el joven abre la puerta de la habitación.

-Vaya.- Es la única palabra que sale de sus labios al observar el interior de aquella habitación, sus pasos la llevan a adentrarse en la misma, dejando la caja blanca sobre la cama que era lo que más destacaba de aquel lugar. Comienza a recorrer el lugar, así observando cada objeto del lugar, estudiando cada cosa, cada espacio y con un gesto de curiosidad en su rostro. Nunca había pensado que llegaría a estar en el departamento del ángel y le sorprendía el buen gusto que este poseía. Al terminar de recorrer aquel lugar y al quedar satisfecha su curiosidad sus pasos la llevan a la puerta del lugar, tomando las bolsas que había dejado en esta y llevándolas al interior de aquel lugar, acomodándolas justo al lado de la cama. Tardó algunos minutos en acomodarlas de tal forma que no fuera a tropezarse con ellas.

-¿Entonces te agrado? ¡Yo lo sabía!- Al escuchar aquellas palabras expresadas por el caballero camina hacia él, llevando sus manos al abdomen ajeno, tratando de hacerle cosquillas, sin estar muy segura de que el ángel tuviera cosquillas pero igual lo intentaría. Aprovecharía aquellos momentos donde estaban sin vigilancia, y donde podía hablar y actuar de forma libre para realizar aquello. Estaría de buen humor y aquello era evidente, ya que en otras circunstancias no habría realizado aquella acción ni se hubiera intentado acercar tanto al joven de blancos cabellos

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Vie Jun 15, 2012 10:32 pm

-No lo celebres tanto- exclama el instante en el que la chica se acerca a él observándola fijamente para tratar de esquivar el que la joven consiga hacerle cosquillas para después caminar poco a poco hasta el final de la habitación manteniendo la calma en sus pasos y desviando la mirada a donde la chica cerrando sus ojos en aquel instante para al llegar a su objetivo oprimir un solo botón que parecería hacer que aquel muro se empezara a levantar dejando solamente un enorme ventana que tendría vista a donde una de las avenidas principales de la ciudad y de igual manera al edificio del Regeln que sería el que más resaltara entre los existentes en aquel lugar. Una sonrisa se forma en los labios del juez para que su cuerpo termine girando a donde la chica dando así la cara a ella nuevamente.

-Solo espero no te sientas tan vigilada- menciona haciendo referencia a aquel edificio que pareciera ser un recordatorio constante para todos aquellos que entraran en aquella ciudad de la presencia de la organización y de la vigilancia estricta sobre ella, en ello el regeln serpia sumamente parecido al Angels Army pues a ambas organizaciones les gustaba dejar en claro que estaban ahí, y respecto a la misma característica el ángel mantendría aquella tranquilidad en su rostro y sabría que no era más que eso un símbolo que era bastante útil para que la mayoría de los criminales pensaran dos veces antes de atreverse a hacer cualquier acción en aquella ciudad en especifico, sus pasos regresan frente a la demonio observándola fijamente y manteniendo un rostro tranquilo cual si el también tratara de recordarle el sitio en el que se encuentra pero manteniendo aquel pacto de respeto mutuo o un intento de hacerlo entre dos razas que son por naturaleza similares y opuestas hasta el punto de presentar la primera rivalidad existente y conocida entre los distintos planos.

-Espero esta habitación sea cómoda para ti mientras estés en el Nexo- exclama en ese momento para caminar primero a su lado y después continuar avanzando poco a poco hasta la entrada de la puerta cerrando sus ojos y observando por última vez la habitación y a la demonio para tratar de comenzar a avanzar en dirección a la sala nuevamente, el traslado estaba completo ciertamente peo aun tenía que terminar algunas cosas antes de sentirse liberado por completo de las responsabilidades que había traído su encuentro con la demonio-

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Sáb Jun 16, 2012 12:42 am

-Voy a cambiarme.- Sin cerrar la puerta siquiera la joven demonio empieza a revisar todas sus bolsas, empezando por las más pequeñas hasta llegar a las más grandes. Saca de algunas una blusa sencilla de tirantes y un short bastante corto, prendas que deja sobre su cama. Toma asiento en el borde de la misma, subiendo su pierna diestra mientras la flexiona, para empezar a desatar uno de sus tacones, tomándolo con sus manos al momento que ya puede sacar su pie del mismo y dejándolo en el suelo, para luego subir su otra pierna y realizar la misma acción, dejando los tacones alineados al borde de la cama, lugar donde también deja la chaqueta blanca que el ángel le había prestado antes. Sus pasos la llevan hasta donde el joven se encuentra, en la sala de aquel lugar y se gira, dándole la espalda por unos momentos y moviendo su cabello con una mano, de forma que quede todo sobre uno de sus hombros y no le estorbe al ángel.

-¿Me ayudas?- Menciona estando frente a él, pidiéndole ayuda para que el ángel bajara el cierre de su vestido, ya que él fue el que pudo subirlo más temprano en aquel mismo día. Sus pies permaneces descalzos, pero tiene bastante confianza en no ensuciarse ya que aquel lugar parecía inmaculadamente limpio y sabía que si el joven era así de caprichoso con su ropa, seguro lo sería con todo en su hogar, por lo cual procuraría no dejar un desorden.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Sáb Jun 16, 2012 1:10 am

Los pasos del juez se escuchan nuevamente en camino a donde estaría la sala de aquel departamento escuchando las palabras de la demonio, era claro para el que solo se lo decía por cortesía o algo así, en realidad nada era seguro con esa chica que hasta ahora era bastante buena generando problemas, uno tras otro y haciéndole desobedecer una y otra regla sin importarle mucho sin embargo el día había sido bastante tranquilo si lo comparaba con los anteriores en los cuales habían sido más bien extraños y un tanto complejos desde la instrucción de la demonio y su batalla con el dragón hasta el hecho de ser enviado a campo como un agente mas para asegurarse del orden del plano, aquello en realidad era el colmo para alguien que solía ser bastante orgulloso de su puesto y hasta resultaba un poco molesto el atender esa clase de misiones cuando su función principal era únicamente el dictar sentencias y asegurarse de que estas fueran cumplidas mas allá de estar detrás de criminales o de escolta y albergue para criminales o refugiados, o simplemente personas que pueden ser útiles o no, finalmente además de disfrutar de su extraño sentido del humor lo único que le unía a la demonio era el hecho de que ella era una especie de testigo o persona importante para la misión.

Ya había tenido tiempo de sobra para llegar a la sala y observar nuevamente a la ventana sumergiéndose en sus pensamientos y en las “ordenes” que estaría siguiendo sobre ser el protector personal de la chica demonio y de mantenerla en su propia casa, no como medida de protección pero quizá si como un castigo para el por darle tanta importancia, era una manera para su organización para hacerle saber que aun y cuando contaba con su apoyo también existía cierto enfado por los líderes de la misma respecto al hecho de que desobedeciera varios protocolos, aunque a ciencia cierta tampoco es que sea del todo molesto, podría ser peor y tener que soportar al dragón con el que la chica estaba peleando.

La voz de la demonio le volvió a interrumpir y aun en contra de sus deseos egoístas de permanecer solo por más tiempo sus pasos se dirigieron a donde ella para observarla nuevamente peleando con el cierre del vestido, una risa de burla se escucho por parte del ángel, quien lo diría, con la capacidad para vencer a una lagartija por ella misma pero vencida por el todo poderoso cierre del vestido que se negaba a abrir, negó con la cabeza una vez más avanzando a donde la chica para sostener aquel objeto del problema haciendo que este descendiera hasta quedar abierto, y deteniendo la prenda para que no cayera, -Listo- anuncio para liberarle lentamente al tiempo que terminaba por voltear tratando de volver a la sala nuevamente, eso de tener un huésped no era fácil y si se le agregaba el factor de que ese huésped era precisamente la chica que era uno de los motivos que causaban cierto problema en su vida era un extra difícil de mantener aunque ciertamente uno interesante.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Sáb Jun 16, 2012 1:52 am

-Gracias.- Menciona de forma animada, sosteniendo con ambas manos las mangas cortas de aquel vestido, para que no se cayera y la dejara desnuda en plena sala. Sus pasos la llevan de nueva cuenta hacia la habitación que le había asignado el ángel para su estadía en el hogar de este, sus pasos son rápidos y largos para tener menos riesgo de que la prenda que el caballero había abierto se cayera. Al llegar a aquella habitación finalmente suelta su vestido, dejando que el mismo caiga hasta el suelo, y luego de que ya estaba en este, primero sube su pierna derecha, retrocediendo y luego la izquierda para que quedara fuera de su cuerpo. Al momento que queda fuera de ella su cuerpo se inclina hacia al frente, tomando la prenda oscura con su diestra y subiéndola para estirarla, sacudiéndola un poco y luego doblarla cuidadosamente, dejándola sobre la cama, junto a las prendas nuevas que había sacado de su bolsa. Sus manos toman los shorts que había dejado en la cama, bajando la prenda lo más que podía, inclinándose al frente de nuevo para introducir primero una de sus piernas y luego la otra en él, subiéndolo al momento que ya estaban ambas piernas dentro, ajustando el botón cuando llegó la parte superior a su cadera.

Sus manos subieron por su espalda con dificultad para separar el broche de su sostén, dejando que este se abra y caiga por sus brazos, atrapándolo con una mano por uno de los tirantes antes de que salga totalmente de ella, sacando el otro brazo para acomodar la prenda y situarla sobre el vestido que había estado usando aquel día. Sus manos toman la blusa que había dejado al lado del short, haciendo que pase su cabeza y brazos por esta, y específicamente pasa sus brazos por las tiras de la blusa, que era bastante sencilla y luego acomoda las tiras para que queden sobre sus hombros y baja la blusa para que quede bien puesta, cubriendo su abdomen. Al terminar de vestirse se estira apenas un poco, subiendo sus brazos para salir por la abertura de la puerta, caminando por el pasillo de aquel departamento para reunirse con el ángel, observándolo fijamente y caminando hasta quedar justo en frente de él, sonriendo tranquilamente.

-¿Sabes cocinar? Tengo hambre, si no sabes puedo hacerlo yo… soy especialista con el fuego.- Le guiña un ojo y se mantiene frente a él, poniéndose de puntitas y luego apoyando sus pies en el suelo, repitiendo aquel movimiento varias veces ya que estaba ligeramente hiperactiva, al estar callada tanto tiempo durante su estancia en los cuarteles del Regeln, teniendo además que comportarse según lo establecido para que la misión que ambos tenían saliera como debiera salir. Sus brazos también se balancean mientras sube y baja con sus pies, mostrando así su estado de hiperactividad, esperando la respuesta del joven para ponerse entonces a cocinar o esperar que él preparara la cena, aunque con lo hiperactiva que estaba mínimo se propondría ayudarlo con aquella labor, aunque el prefiriera hacerlo solo. Era extraño estar en aquel gran departamento y ninguna señal de que otra persona además de él se paseara por aquel lugar, el ángel resultaba ser un ente bastante solitario, al contrario de ella que le encantaba tener gente alrededor que hicieran lo que a ella se le antojara ordenarle, por lo menos aquello le daba la ventaja de poder estar en el hogar de él sin sentirse incómoda, al contrario, se sentía bastante cómoda allí, tal vez más de lo que debiera.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Dom Jun 17, 2012 7:33 pm

-No, no, no- exclama con cierta preocupación al escuchar las palabras de la chica desviando su atención a donde ella se encuentra y comenzando a avanzar a donde la chica esta, la idea de cocinar no era del todo grata para él, pero era peor el siquiera imaginarse que la chica tuviera la brillante idea de acercarse a un poco de fuego, no es que la considerara mala con ello simplemente la consideraba un peligro latente debido a su temperamento y esa casi descriptiva cualidad por hacerse de problemas o más bien por causarlos, sus ojos se cierran al momento que sus pasos continúan ahora en una dirección distinto completamente a donde la chica para avanzar poco a poco hasta la cocina del lugar. Aquel sitio perfectamente ordenado y completamente limpio era también un complemento perfecto para la casa y un reflejo claro del orden que aquel juez solía mantener. Sus ojos se cerraron en aquel instante y finalmente termino por soltar un suspiro que era el anuncio de que terminaría haciendo una actividad mas que no estaba en su plan inicial aunque para la altura de las situaciones aquello ya no era una sorpresa del todo.

-¿Quieres algo en especial?- Exclama cuestionando a la demonio, l cierto es que no solía cocinar para los demás e incluso para él era una actividad no muy usada, su trabajo como juez le mantiene la mayor parte del día fuera de aquel sitio y ahora con sus deberes como una especie de agente en campo dentro de la organización le provoca de alguna manera el que el tiempo que gastaba en el lugar fuera mucho menor, aunque ello no evitaba de ninguna manera que el sitio estuviera bien abastecido o que cada una de los electrodomésticos y utensilios para cocinar estuvieran en perfecto estado y en condiciones de ser utilizados en cualquier momento.

Sus pasos ahora ya en la cocina comienzan a avanzar hasta el refrigerador, asegurándose de que este estuviera bien abastecido, los alimentos estaban ahí dese vegetales a algo de carne, lácteos y otros alimentos, cerrando después de ello la puerta para avanzar hasta una alacena encontrando en ella que también existían diversos alimentos que podrían ser utilizados y esperando aun la respuesta de la chica para poder iniciar con el proceso de elaboración de alimentos al tiempo que en su mente repasaba los suministros con los cuales contaban y de igual manera el sitio donde el sabia se encontraban casi cada una de las cosas con las que podía contar, de igual manera pensaba tratando de anticiparse a qué clase de alimentos son los que ella consumiría, para ser honestos sabia poco acerca de la joven y de esa clase de datos y aun y cuando pudo haber indagado mas durante el tiempo que habían estado conviniendo eso no era una prioridad en ese momento, así que cualquier respuesta que ella terminara por darle seria una completa sorpresa.

Finalmente sus manos comenzaron a extraer de otra alacena varios utensilios de cocina los cuales comenzó a ordenar en una mesa en el interior de la cocina, manteniendo su misma actitud calmada y bastante concentrada esperando a que la joven tuviera la delicadeza de exponer que era lo que realmente deseaba para comer, y no solo por atención si no porque él en realidad aun no estaba hambriento lo cual hacia un poco difícil el que llegara a sentir antojo o deseo de comer algo en particular y de igual manera esperando con cierta expectación la decisión de la demonio un tanto resignado a la idea de que finalmente esa sería una más de sus funciones, además de tener que darle albergue y vigilarla tendría también que cocinar para ella, eso era un tanto cómico pero también la ironía propia de aquello mantenía su mente ocupada y tratando de no mostrar enojo por ello.

_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Helena Vanderbilt

avatar

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 10/05/2012

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Dom Jun 17, 2012 10:31 pm

-Un sándwich estaría bien.- Al ver el poco ánimo que el joven posee ante la idea de cocinar, trataría de hacer aquella tarea menos pesada para él al pedirle algo sencillo. Sus pasos siguen los del ángel, observando con curiosidad la cocina al llegar a aquel lugar, notando el estado de limpieza y orden, tan inmaculado como habría esperado de él. Se queda en un lugar de la cocina donde no estorbe en el paso del caballero, pero también donde pudiera colaborar si así se lo pidiera, por lo cual deja escuchar su voz en un tono tranquilo, cuestionándole momentáneamente.

-¿En qué te ayudo?- Formula aquella pregunta en busca de poder hacer algo para que la labor de realizar la cena fuera aún más fácil, así fuera alcanzarle algún ingrediente o utensilio, ya que hacer un sándwich no era especialmente difícil pero tampoco quería sentarse a esperar como niñita consentida a que el joven hiciera todo él solo. Mientras esperaba su respuesta su mirada pasaría del rostro de él a las alacenas de aquella habitación, y al momento que revisa el refrigerador, observa con curiosidad el contenido de aquel, tratando de imaginar lo que el juez solía comer, sin mucho éxito.

-¿Cuál es tu comida favorita? Bueno, o en su defecto ¿Qué sueles comer?- Al no haber encontrado una respuesta satisfactoria a aquellas dudas con sólo mirar alrededor prefería preguntárselo a él directamente. Estaba bastante cómoda en aquel lugar, y le gustaba la pulcritud del mismo, la cual era tanta que podía ver su propio reflejo en el suelo de la cocina. Su cabello caía suavemente por su espalda y sus ropas eran bastante sencillas, un short y una blusa de tirantes, un look adecuado para el diario, ya que la demonio también era muy joven, y tenía la ventaja de que todo le quedara bien por tener una figura estéticamente agradable.

Aún estaba algo hiperactiva, por lo cual sus pies se ponían de puntitas y luego bajaban, acción que era medianamente compulsiva y la cual no podía controlar, ya que quería colaborar con él y no estar allí sin hacer nada, porque realmente o es como que se pudiera quedar quieta.

-¿Realmente no sabes para que compré tanta ropa?- Cuestiona al joven ángel, a cual había visto atisbos de duda y además seguramente él creía que había adquirido demasiadas prendas para una misión que seguro consideraba algo corta. La verdad es que no estaba segura que tanto había hecho el juez cuando estaba en Angels Army, pero si había tenido que infiltrarse alguna vez a Inferna seguro le entendería, aunque por la personalidad de él seguramente nunca tuvo alguna misión parecida de infiltración, no era su estilo. La seguridad de aquellos cuarteles era bastante parecida al del Regeln, ya que los demonios eran entes desconfiados y muchos rayaban en la paranoia, por lo cual estaba siempre muy vigilado, la ventaja que la joven demonio tenía es que eran más hombres que cámaras lo que había en aquel lugar, ya que tampoco es que fueran muy fanáticos de la tecnología humana, aunque usaban cosas que se les hacían algo útiles. Aquello le daba una ventaja al intentar infiltrarse, pero también una desventaja, ya que era más difícil tratar con un demonio que con una cámara.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Lightblade
Admin
avatar

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Localización : Aquí y allá

MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   Dom Jun 17, 2012 11:30 pm

Escucha atento las palabras de la joven y entiende de inmediato que lo único que ella desea es una comida realmente simple, ciertamente eso produce cierta sensación de descanso y de tranquilidad para el ángel cuyo rostro se nota un poco más relajado regresando ahora primero a la alacena donde había alimentos para tomar pan que estaría guardado en ella y posteriormente regresar a la mesa dejando aquel en ella y dirigiéndose al refrigerador donde tomaría varias cosas que utilizaría para poder hacer lo que la chica había solicitado y posteriormente volviendo a la mesa para comenzar a ordenar las cosas de una forma que pudiera terminar de la manera más rápida y poder enfocarse en otras cosas aunque aún no tiene precisamente en claro cuáles son aquellas que debieran ocuparle primero, sus parpados se cierran y comienza a preparar lo que la chica había solicitado sin tardar mucho, o al menos sin la intención de hacerlo.

-En realidad no es como que se necesite mucha ayuda para eso, pero si puedes hacer algo por mí- Exclama finalmente al momento que su vista y sus manos están completamente ocupadas en la elaboración del alimento de la chica colocando los ingredientes y levantando la mirada solo con la intención de alcanzar a hacer contacto visual con ella. -¿Podrías pasarme uno de los platos que están en el estante al lado del refrigerador?- cuestiona con tranquilidad, sus instrucciones habrían sido lo más precisas posible debido a que es obvio y de esperarse que la chica no conociera la ubicación de las cosas que se encontrarían en el lugar y es por ello que trataba de ser lo más especifico que podía, además no era como que existieran suficientes compartimentos en aquella casa como para que la chica se extraviara o terminara encontrando los expedientes de todos los prisioneros que ha juzgado en lugar de los platos correctos.

Sus ojos se cierran nuevamente y por instantes detiene por completo el proceso de preparación de aquel alimento para voltear a donde la demonio, si bien lo último que uno esperaría como anfitrión es que las personas se quejaran de la “hospitalidad” o de aquello que se les ofrece, es cierto también que muchos malentendidos terminan por darse por culpa de los anfitriones que no hacen las preguntas correctas o que dan por entendido que las cosas como ellos las realizan son completamente totales y que no pueden cambiar bajo ninguna circunstancia, aquello en realidad terminaba por ser el motivo de la pregunta que tras algunos segundos de haber detenido su actividad realiza en un tono bastante tranquilo para que ella lo escuche y de igual manera con interés suficiente para poder escuchar su respuesta de la manera más atenta. -¿Hay algún alimento que no sea de tu agrado o algún ingrediente que debiera omitir?- pregunta llevando sus manos a la mesa en espera de que la chica terminara por responder a su pregunta más volteando a donde ella al escuchar la que ella habría hecho a sí.

-Lo cierto es que respecto a alimentos no tengo muchas predilecciones, como parte de los jueces del Regeln tenemos cierto acceso a diversos lugares de la ciudad así que es raro que yo termine por comer en este sitio, y generalmente trato de sorprenderme un poco en los lugares a los que asisto, por ello es que no me limito a un alimento favorito o a comer lo mismo de manera recurrente- Responde a la pregunta manteniendo la misma seriedad más en su mirada la duda vuelve a formarse cuando la chica termina por expresar una duda por si misma que sería también una que en su momento el se había preguntado respecto al número y tipo de ropa que la demonio había adquirido y sobre todo el motivo de su elección en especial de las mas inusuales de ellas.

-Como intento de adivinar diría que se debe a que estabas comprando disfraces, aunque también pensé que llevabas recuerdos a tus amigos, jefes y familiares- Menciona llevando su diestra a su barbilla y tras ello desviando su mirada a donde la chica y suspirando con cierto pesar debido a que parte del deseaba saber la respuesta pero a la vez llevaba aquel asunto con suficiente cautela como para que la chica no se alterara de mas


_________________
Gerard Lightblade
:::Regeln Judge:::




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zehnheim.foroactivo.mx
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Llegada al Nexo.   

Volver arriba Ir abajo
 
Llegada al Nexo.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» [Silver Eyes Pirates] Llegada al puerto.
» La llegada de un chico nuevo [Libre]
» Llegada temprano
» La llegada de un nuevo personaje!
» Llegada al Lago

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Zehnheim :: Sild :: Nexo :: Regeln-
Cambiar a: